Porculerismo, la nueva ideología – Alerta Digital