21/12/2012
REDACCION | 4303 lecturas

Richard Waghorne, periodista irlandés: “Soy gay y me opongo a las bodas gays porque la razón del matrimonio no es el romanticismo”

Sara Martín/ReL.- Es homosexual pero osó pronunciarse en contra del matrimonio entre homosexuales el pasado junio. Y lo hizo además en primera página del diario más vendido de Irlanda, el Irish Daily Mail, y también en su blog dentro del mismo periódico. Ya lo había hecho con anterioridad un año antes, pero esta vez añadió un dato más: «Yo mismo soy gay». El revuelo en la comunidad gay no se hizo esperar y las acusaciones de homofobia corrieron como la pólvora en el mundo digital. Es analista político, columnista, ha sido corresponsal en el extranjero para diferentes medios de comunicación y actualmente es investigador doctorando en filosofía política. He aquí lo que Richard Waghorne dijo.

Una respuesta refleja única: eres homófobo

«Me preocupa demasiado el cariz que están tomando los acontecimientos», justifica. «Explicar que, como gay, te opones al matrimonio gay suele recibir una respuesta de desconcierto al principio. Esto es comprensible, dado lo rápido que el debate sobre el matrimonio gay puede terminar con acusaciones de homofobia. El mensaje, explícito o implícito, es generalmente que estar en contra del matrimonio gay es estar, de alguna manera, en contra de los gays», advierte. «La respuesta refleja de muchos defensores del matrimonio gay es pintar toda disidencia como un prejuicio, como si la única razón para defender el matrimonio tradicional fuera una especie de intolerancia o desequilibrio psicológico». Y es exactamente lo que le ha pasado a él.

La razón del matrimonio no es el romanticismo

Sin embargo, añade, las razones para estar en contra del matrimonio entre homosexuales son clarísimas: «El amor y el romance son una parte importante del matrimonio. Pero no son la razón por la que el matrimonio tiene un estatus especial. Si el romance fuera la razón para apoyar el matrimonio, no habría ningún motivo para diferenciar las relaciones que deben ser incluidas en este estatus y las relaciones que no. Pero eso no es y nunca ha sido la naturaleza del matrimonio».

Una opinión discrepante expuesta con contundencia racional

¿Y cuál es, entonces? «El matrimonio es vital como un marco dentro del cual los niños pueden ser educados por un hombre y una mujer. Obviamente, no todos los matrimonios implican la educación de los hijos. Y hay también parejas del mismo sexo que crían niños. Pero la realidad es que los matrimonios tienden a la educación de los hijos y las parejas del mismo sexo no lo hacen», comienza a argumentar Waghorne.

«Soy consciente de esto cuando, teniendo en cuenta mi propio círculo de amigos, pocos de ellos se han casado recientemente o lo harán en el futuro cercano. Muchos, si no la mayor parte de ellos, criarán niños. Sin embargo, si yo o mis amigos homosexuales formamos uniones civiles, somos mucho menos proclives a criar hijos. Así que la pregunta que importa es: ¿por qué una relación gay debería ser tratada de la misma manera que un matrimonio, a pesar de esta diferencia fundamental?», expone abiertamente.

Un gesto simbólico con un precio demasiado alto

Una gran cantidad de investigaciones demuestran que el matrimonio de un hombre y una mujer proporciona a los niños los mejores resultados en la vida. Otras tantas demuestran que, si hay que votar, el común de los mortales prefiere el matrimonio tradicional. Esto no significa poner en duda a otras familias, pero sí poner de relieve la importancia del matrimonio como institución. Por ello, «la petición a favor del matrimonio gay está doblemente equivocada», garantiza el escritor. «No se trata de hacer posible el matrimonio para los homosexuales, sino una redefinición del matrimonio. La comprensión del matrimonio como una institución que existe y es apoyada por el bien de las familias ha cambiado hacia la comprensión del matrimonio simplemente como punto final del romance», lamenta.

«Esto equivale a un tipo de matrimonio que pone a los adultos por delante de los niños. Eso, en mi opinión, es egoísta, y el precio a pagar por el simple gesto simbólico es demasiado alto. Y es un gesto simbólico. ¿No es de sentido común, después de todo, tratar situaciones diferentes de manera diferente? Para decirlo de forma personal, no me siento en lo más mínimo discriminado por el hecho de no poderme casar con alguien de su mismo sexo. Entiendo y acepto que hay buenas razones para ello», admite.

La sombra de un pasado reciente

Aunque los gays y las relaciones homosexuales se han hecho cada vez más visibles en los últimos tiempos, Richard Waghorne reconoce que no le sorprendería que el matrimonio homosexual se debilitara en el futuro: «Gran parte del apoyo al matrimonio gay que existe hoy es instintivo, derivado del hecho de que la gente no quiere ser considerada como anti-gay. Pero ese impulso sólo existe porque seguimos viviendo a la sombra de un pasado reciente», asegura convencido.

Sin duda, concluye, «es el momento de tener una conversación serena sobre el matrimonio gay, una conversación en la que la gente no se sienta anti-gay por no apoyarlo de forma instintiva. Sólo entonces la esencia y la razón real para apoyar el matrimonio tradicional podrán pasar a un primer plano otra vez. El interés de los hijos debería ir siempre en primer lugar».

 

Comentarios

6 comentarios en "Richard Waghorne, periodista irlandés: “Soy gay y me opongo a las bodas gays porque la razón del matrimonio no es el romanticismo”"

Notifícame de
avatar

Ordenar por:   el más nuevo | el más antiguo | el más votado
A.J
A.J
21/12/2012 18:23

Que a la mayoría de gays se les note en la cara puede denotar un origen hormonal e incluso genético de dicha condición aberrada, al menos una tendencia .

luispihormiguero
20/03/2013 23:22
De genético nada, A.J. Las cosas en la genética, o están, o no están, no están a medias. Si la homosexualidad fuera genética y recesiva, respecto a esta condición se cumplirían la leyes de Mendel, y, de un homosexual hijo de un gay y una lesbiana, y un heterosexual sin antecedentes homosexuales en su familia, saldrían vástagos en una proporción de 3 heterosexuales por 1 homosexual. Y si la homosexualidad fuera dominante, las proporciones serían al revés: 3 homosexuales por 1 heterosexual. Y, sin embargo, esto no se cumple. Está muy de moda hoy día achacar las cosas a la… Leer más »
TròBlau
TròBlau
31/12/2012 0:09

Habló el doctor Honoris Causa y Premio Nobel 2012 por sus estudios en Génetica… pfffff

ULTRANACIONALISTA ESPAÑOL
ULTRANACIONALISTA ESPAÑOL
21/12/2012 13:11
Richard Waghorne, periodista irlandés: “Soy gay y me opongo a las bodas gays porque la razón del matrimonio no es el romanticismo” pues vaya argumento tiene para oponerse al matrimonio gay , el unico argumento valido es la realidad la natura aunque moleste la palabra matrimonio es de la iglesia donde un hombre y una mujer se casan , lo demas son inventos politicos GILIPROGRES que se basan en la negacion de la realidad de la cosas y darle la vuelta a todo lo que a ellos no les guste , si quieren tener una serie de derechos de pareja… Leer más »
Rene
Rene
30/09/2014 3:22

Están los ideólogos de género, y aparte están los ideólogos ultranacionalistas.Ambos usando parches para tratar de validar las ideas distorsionadas de la realidad que se han creído… Mientras unos piensan con las gonadas, el otro piensa con la bandera… Gran esperanza de joda hay en esta clase de gentes…

Orlando
Orlando
26/06/2014 19:21

Obviamente con la raza humana hay que tener mucho cuidado… 7000 000 000 de personas no son suficientes… además millones de niños huérfanos prefieren estar en la calle que en una casa con una pareja homosexual.

wpDiscuz

Comentarios recientes