El paradigma andaluz pone al descubierto el peor y más peligroso enemigo de la razón y de la libertad – Alerta Digital