04/11/2017
AGENCIAS | 5205 lecturas

Condenado a dos años de cárcel por robar langostinos valorados en 29,95 euros

El Juzgado de lo Penal número 1 de Pamplona ha condenado a un hombre a dos años de prisión por robar cuatro cajas de langostinos de un supermercado Lidl de la localidad de Sarriguren y a otros seis meses de cárcel por las lesiones que causó a un empleado del establecimiento.

En la sentencia, que es recurrible en apelación, se relata cómo, el 6 de febrero de 2017, hacia las 18.30, el acusado accedió al supermercado y se apoderó de cuatro cajas de langostinos, valoradas en 29,95 euros.

El hombre escondió las cajas bajo la ropa y manifestó al llegar a la zona de pago que no había encontrado lo que quería y salía sin compra.

No obstante, un empleado del establecimiento que se encontraba en la caja sospechó que llevaba productos escondidos al observar que la chaqueta del hombre estaba anormalmente abultada, por lo que le pidió que esperara un momento mientras avisaba al encargado.

El acusado hizo caso omiso y se dirigió hacia la salida, pero el empleado le siguió hasta el exterior del supermercado, insistiendo en que devolviera lo que se llevaba. El acusado le empujó, golpeándole en las manos que había colocado como escudo y a continuación salió corriendo.

En su huida, el acusado perdió el teléfono móvil y al verlo el empleado fue a recogerlo, al igual que el autor del robo, que regresó para recuperarlo.

En ese momento, el empleado le dijo que le había hecho daño en una mano y que dejara lo que se llevaba, ante lo cual el acusado se abrió la chaqueta y dejó caer las cajas de langostinos.

Como consecuencia de lo ocurrido, el empleado sufrió lesiones en una mano que precisaron de tratamiento médico quirúrgico.

En la sentencia se condena al acusado, como autor de un delito de robo con violencia atenuado, con la agravante de reincidencia, a la pena de dos años de prisión y, por un delito de lesiones, a seis meses de cárcel.

Además, en concepto de responsabilidad civil, el acusado deberá indemnizar al empleado del supermercado con 3.380 euros por los días en que tardó en sanar de sus heridas y 732 euros por las secuelas, y al supermercado con 29,96 euros por las cuatro cajas de langostinos, que no pudieron ponerse a la venta.

 

Comentarios

11 comentarios en "Condenado a dos años de cárcel por robar langostinos valorados en 29,95 euros"

Notifícame de
avatar

Ordenar por:   el más nuevo | el más antiguo | el más votado
Gerardo Pérez Morales
Gerardo Pérez Morales
04/11/2017 20:19

Por esa regla de tres ¿cuantos años de prisión corresponden a quienes han saqueado millones de dinero público? No, no me lo digan: Aplicando diversas atenuantes y eximentes, por tratarse de aforados, colegas, y demás, y porque tienen en su poder dossieres comprometedores, les corresponde la Medalla de Isabel La Católica ¿verdad, señor Rajoy?.

Uno
Uno
05/11/2017 20:31

La justicia para los pobres, de toda la vida. Para los verdaderos ladrones….. impunidad y colegueo.

Kafkiano
Kafkiano
06/11/2017 10:26

Rajoy, eres un masón traidor hijo de la grandísima puta.
P.D. Ya me he desahogado.

jose
jose
04/11/2017 22:59

No le condenan por el robo,sino por las lesiones al empleado

Manu
Manu
05/11/2017 1:11

La noticia señala que la condena son seis meses por lesiones y DOS AÑOS por robo de un valor de 29,95 €.
Ciertamente, por esta regla de tres, a algunos habría que meterlos en la cárcel 5.000 años. O más.

Evolucionista
Evolucionista
06/11/2017 13:47
Un chorizo de poca monta. Por eso paga con las penas máximas de cárcel, pues para lo poco que roba y lo que se arriesga no saca bastante para buenos abogados ni para sobornar a nadie. La forma de robar es meterse a banquero o escalar posiciones en un partido político pro-sistema, como hizo el amigo Rodrigo Torrijos, sindicalista de CC.OO. y miembro del PCE e Izquierda Unida, ex-vicealcalde de Sevilla. Una logrado, puedes ponerte a comerte los mejores langostinos del mundo, los más caros incluso, con el dinero malversado al pueblo, pero legalmente con factura y todo.: “Mariscada en… Leer más »
Traian
Traian
08/11/2017 17:57

Este individuo era reincidente. Si sólo hubiera cometido este delito no habría pisado la cárcel.

Es un claro ejemplo de lumpen, de marginal degenerado, con poca inteligencia y una marcada propensión al delito y a la reincidencia. Un ser carente de valor vital. No veo motivo para armar tanto revuelo por un tiparraco que en un país sano como la Alemania nacional-socialista estaría trabajando en un campo como Dachau, para no resultar un lastre social.

Un español
Un español
05/11/2017 12:51
Ya se sabe, más vale robar cientos de millones de euros que robar una caja de langostinos. Que vergüenza, en la tele se está hablando de que los pobrecitos secesionistas están en la cárcel y que deberían salir a la calle (dicho por algunos………..), siendo culpables de arruinar Cataluña, de poner en jaque la economía española con innumerables pérdidas económicas, etc. (estoy escribiendo solo de la parte económica). Según dice el Banco de España en los próximos años se puede llegar a perder hasta 27.000 millones de euros. Haciendo la cuenta con la calculadora, con los 27.000 millones de euros… Leer más »
santicompos
santicompos
07/11/2017 17:55

En este país, y ya desde antiguo lo que nunca se debe de robar son: DOS GALLINAS. Pues se puede originar por ejemplo:El Desembarco de Normandía cómo mínimo, pero Robar; Trincar; Mangonear etc., cientos o miles de millones si hablamos en pesetas, es normal y tradicional, da prestigio e incluso a algunos los guardias les saludan.

ALM
ALM
08/11/2017 9:38

No defenderé lo que ha hecho esta persona porque no estaba robando barras de pan, precisamente. Esto no es robar por necesidad, y apesta a que lo revendería. Aun así, es de vergüenza que se le condene por un hurto de mercancías que no llegan a los treinta euros (lo realmente grave del asunto es la lesión y secuelas del empleado del establecimiento, a mi parecer) cuando otros roban, roban y roban y están por ahí, de rositas y vitoreados por muchos.

Alerta analógica
Alerta analógica
07/11/2017 18:30

Si fuesen gitanos, musulmanes, inmigrantes o no fuesen blancos españoles los lectores de ad estaban echando espuma por la boca. Se veía venir

wpDiscuz