Los complejos del cine español a propósito de «Los últimos de Filipinas» – Alerta Digital