Todo lo que manda el Rey que va contra lo que Dios manda, no tiene valor de ley, ni es Rey quien así se desmanda – Alerta Digital