El vídeo de Cifuentes no llegó a la Policía y se vendió al mejor postor hace casi siete años – Alerta Digital