Esther, el mini cerdo adoptado por error que ahora pesa 295 kilos – Alerta Digital