Sarkozy, paradigma del político europeo traidor y sin alma, pide ahora unidad a los franceses tras reunirse con la comunidad musulmana – Alerta Digital