¡Me engañasteis, soldaditos de Soros, vividores sin alma, sin coraje, sin honor y sin patria! – Alerta Digital