Pastor y Vallés le robaron a España un debate justo y ecuánime, y se robaron a ellos mismos la decencia y el respeto – Alerta Digital