El Himalaya de robos de la Segunda República (y 3): el «Oro del Vita» – Alerta Digital