El terrorista de Cornellá estaba casado con una mujer catalana convertida al islam y apenas se relacionaba con sus vecinos – Alerta Digital