El problema «singular» no lo tiene el juez Ricardo González, lo tienen el ministro de Justicia, el Parlamento y el Gobierno – Alerta Digital