El comandante de una base militar española en la Antártida se niega a echar a escopetazos a un grupo de sucios cientifiquillos catalanes que aparecieron con esteladas y lazos amarillos – Alerta Digital