Madrid, la región más beneficiada por la fuga de empresas catalanas – Alerta Digital