Rosa María Miras Puigpinos, la “violación grupal” de Inés Arrimadas, el pedagogismo democrático o cómo confundir el culo con las témporas – Alerta Digital