11/12/2017
REDACCION | 5024 lecturas

Democracia a la española: damas y caballeros, no soporto más este placer

Pintadas blasfemas en el interior de una iglesia.

Pintadas blasfemas en el interior de una iglesia.

Por Laureano Benítez Grande-Caballero.- A punto ya de que nuestra Patria atraviese el solsticio de invierno ―nombre globalista de lo que antes fue la Navidad, pues la chusma izquierdista pretende convertir nuestro calendario en un almanaque druídico, a la manera en que Napoleón llenó el año de Brumarios y Vendimiarios―, los españoles nos adentramos ya peligrosamente en las proximidades del triángulo de las Bermudas, que perderá nuestros barcos para siempre ―la honra ya la hemos perdido hace tiempo―.

A este lugar paranormal hemos llegado empujados por una tempestad de expedientes X sin parangón en la historia de la humanidad, que han caído sobre nosotros como auténticas plagas, las plagas de España, actualizadoras de aquellas que tuvieron lugar en Egipto bajo la vara mesiánica, pecata minuta ante la apocalíptica catarata de desastres que nos ha traído la formidable democracia que disfrutamos (¡?)

Es así como hemos llegado a la ParaEspaña, que acabará siendo estudiada por los expertos en fenómenos paranormales y expedientes X de Cuántico (Virginia), quienes tratarán de desentrañar el misterio irresoluble por el cual una patria principesca se transformó ―por mor de una constitución «democrática»― en una lluvia de sapos, tanto cancioneros ―cacareando internacionales puño-en-alto―, como bailarines ―contoneándose en congas orgiásticas y sardanas secesionistas―.

Una Patria que llegó con un solemne desfile de carrozas doradas al año 75, durante el cual una bruja verrugosa nos maldijo con tanta alevosía, que las carrozas se transmutaron en zarrapastrosas calabazas, las cuales nos trajeron ―además de hordas jalouinescas― bolivarianos en guayaberas vivas, e indepes de barretina y horca.

Abrumador poltergeist el que nos ha caído encima, como una ciclogénesis explosiva, como una avalancha de langostas traídas desde el inframundo, como una legión de empaladores sedientos de sangre rojigualda, como una invasión de monstruos pavorosos al servicio del Señor de las Moscas.

La relación de expedientes paranormales «made in Spain» es realmente inacabable, un Guinness en estado puro, que actualmente constituyen la más pura esencia de la «marca España».
Así, de la España una, grande y libre hemos pasado ―merced a la catarsis constitucional― a una Ex­Pana plurinacional, minúscula y lobotomizada, monstruo donde los haya, siguiendo un proceso maléfico que nos ha convertido de príncipes en mendigos.

En aquellos tiempos del águila de San Juan en la bandera éramos un país católico, la «reserva espiritual de Occidente», y ahora somos la reserva mundial de bolivarianos e indepes, de papanatas y estúpidos, de felones y cobardes, donde los valores cristianos están en almoneda, y donde no falta mucho para que a los católicos nos confinen en reservas, como si fuéramos indios chirikawas.

Sí, en aquellos días éramos un país con orden, paz, estabilidad y progreso, mientras que ahora somos un territorio komanche, una selva cuasi caribeña donde agresivas hordas de maleducados rojos y secesionistas campan a sus anchas, desencadenando orgías de pólvora bolchevique y cuatribarrada ante la complicidad del gobierno y la inacción de los españoles.

España komanche, España-City, donde estuvo antaño el lejano Finisterre, transformado hogaño en el territorio del «Finismundi», donde se juega el Armageddón entre las fuerzas del Bien y del Mal.

España, patrimonio mundial de la estulticia, de la ineptitud corrupta, del leninismo apolillado, del nacionalismo amojamado; España, espectáculo impresionante de «performances» grotescas, bufonescas, esperpénticas hasta lo indecible, imposibles de ver en los países civilizados de nuestro entorno, pero que aquí son el pan nuestro de cada día. España de las komancherías imposibles, que nos arrollan en medio de una pasmosa impunidad.

Sorprendente metamorfosis las que hemos inventado aquí, donde hemos patentado una derecha que es centroizquierda, mutación jamás vista en la historia humana.

También tenemos en estos pagos al Dr. Jekill, que de ser el pragmático Felipe González se ha convertido en el maléfico Hyde Sánchez, quien, además de ser el político más inepto que ha habido bajo los cielos, es un Bellido Dolfos elevado al súmmum, paradigma de la traición, del trastorno bipolar, español de día y federalista de noche, mientras prepara para después de la Navidad una moción de censura con la que auparse al trono obsesivamente ambicionado de la Moncloa, con el apoyo de los separatistas, a cambio de indultar a toda la pléyade golpista.

Impresionante espectáculo el de este Pedro Hyde, que pierde dos elecciones por goleada y es vuelto a elegir por sus bases lobotomizadas. Ave Fénix, morituri te salutant.

Cospedal pasa revista a las tropas.

Cospedal pasa revista a las tropas.

Y, ¿qué decirles de la transformación increíble que ha experimentado nuestro antaño glorioso ejército? Vencedor en mil batallas, compuesto por indomables legiones de bravos soldados, ahora es regido por una señora que no tiene ni pajonera idea de lo que es una milicia, y es enviado en misiones «humanitarias» al servicio de instituciones transnacionales a las órdenes del NOM. Ejército cipayo, desvirtuado, devaluado, carne de cabalgatas y desfilitos.

Durante aquel tiempo, sin pagar apenas impuestos, éramos un país con deuda inexistente. Era tal nuestra pujanza, que los Bilderbergs tuvieron que tutelar nuestra Transición para que nuestro poderío económico no amenazara la riqueza de otros países europeos. Fue así como un país que estaba a punto de superar a Francia e Inglaterra en renta per cápita se convirtió en un país de camareros, que desguazó su industria para complacer a los mandamases que aseguraban el poder a la casta sociata. Lo dicho: de príncipes a mendigos.

Fenómeno absolutamente pasmoso es también que los vascos y los catalanes, que hicieron su riqueza en base a los privilegios que les concedieron todos los gobiernos centrales; que forjaron su prosperidad en el desvío vergonzoso hacia sus territorios de recursos y mano de obra barata de otras regiones de España; que estuvieron siempre durante su historia a partir un piñón con España, ahora se han transformado en monstruosas metástasis independentistas, creyéndose que su bienestar se debe a que son razas superiores(¡?)

Sí: quisimos dejar de ser diferentes, ser plenamente europeos, integrarnos de pleno derecho en esa civilización occidental que tanto contribuimos a forjar en siglos pretéritos.

Aspiramos a que lo que empezara después de los Pirineos fuera una Arcadia feliz, un territorio civilizado homologable con el resto de Europa. Sin embargo, por querer ser Europa, hemos dejado de ser España.

Welcome to Bananaland, tierra donde antes un mono podía ir de norte a sur saltando de encina en encina, y donde ahora los mandriles de barretina y rojo hocico se columpian de banano en banano por toda nuestra geografía, enseñándonos sus horribles colmillos, sus feroces gestos de depredadores en celo.

País de astrakanadas, de esperpentos, de fistros, de greguerías y komancherías, donde hemos pasado del «Bienvenido, Mr. Marshall», al «Welcome, Mr. Soros». País que en aquellos tiempos manejaba la lengua de Cervantes, mientras que ahora, en otra de nuestras impactantes metamorfosis, la marea inglesa devasta nuestro vocabulario.

Y en esas estamos, criando monstruos que nos sacan los ojos, que devoran nuestra España; ejecutando grotescas performances de travestismo, de cambios de género y de identidad, donde nada es lo que era… devastadoras metamorfosis a las que llaman progreso, a las que hacen desfilar impúdicamente bajo la bandera de la libertad.

Y es que, damas y caballeros, es un placer ser tan demócratas, tan modernos y progresistas. Sin embargo, en lo que a mí respecta, todo eso de transiciones y democracias me que hay placeres que matan, como se muestra en aquel relato donde se ve a un cazador de patos en un amanecer gélido, con el bigote completamente escarchado, las manos tiesas por el frío, temblando ante la rasca que está cayendo.

Sus amigos le habían invitado a la cacería para que supiera de qué iba eso, ya que aquel hombre nunca había asistido a ninguna, asegurándole que era un auténtico placer.

Sin embargo, después de haber estado aterido de frío en el puesto durante varias horas sin cazar ningún pato, se volvió y les dijo a sus amigos: «Caballeros: no soporto más este placer».

O, lo que es lo mismo, «Damas y caballeros, estoy muy harto y no puedo soportarlo más».

 

Comentarios

42 comentarios en "Democracia a la española: damas y caballeros, no soporto más este placer"

Notifícame de
avatar

Ordenar por:   el más nuevo | el más antiguo | el más votado
F.G.R.
F.G.R.
11/12/2017 23:34

¡Bravo….bravo….bravissimo!. No tengo mas que decir.

rosa
rosa
12/12/2017 0:44

Magnifico y certero articulo D.Laureano.

Mario
Mario
12/12/2017 5:07

Y qué me dicen de la rendición incondicional de Felipito 6º y señora, felicitando las Navidades en inglés.
¿Han visto una muestra de vasallaje mayor?
¿Se imaginan a la reina de Inglaterra felicitando las Pascuas en español?
Pues esa es la “señal de acatamiento” que da públicamente el Sr. Borbón, para vergüenza y deshonor de toda España.
¡Fuera con este cobardica!

Luis
Luis
13/12/2017 19:20

Felipito es un florero muy bien pagado, un parásito perteneciente a una familia mafiosa y parasitaria, un mierda, que además es filomasón.

Ignacio
Ignacio
12/12/2017 0:25
Yo no le voy a insultar ni nada parecido, me dirijo al señor identificado por los números del diablo, 666, y de ochos, que tienen intima entre sí. Conoce algo de numerologia. Mire yo pase una feliz infancia y juventud con la dictablanda maravillosa del General Franco y ese sentimiento no lo puedo evitar como tampoco puedo evitar la repugnancia de lo que AD denuncia, hechos agrios, dolosos y dañinos moral y socialmente. Pues bien solo a usted le deseo que esa sociedad con la que sueña la viva con intensidad, se lo deseo fervientemente, pero sepa que por mis… Leer más »
Kafkiano
Kafkiano
12/12/2017 1:29

Don Laureano Benítez Grande-Caballero, enhorabuena por el artículo es la pura realidad.
Ignacio, degradada y criminal, justamente son esas dos palabras que definen la sociedad progresista del NOM. Yo también voy a luchar y a hacer todo lo posible para que esta sociedad enferma y satánica que tanto parece que le agrada llegue a su fin.
Os dejo algunas imágenes de lo que algunos llaman el “progreso” que padecemos y que jamás aparece ni aparecerá en las televisiones marxistas fruto de la democracia. – Minuto 3:30

https://www.youtube.com/watch?v=_ukbOmjPcsU

868686
868686
12/12/2017 0:47

Juas, la verdad de numerologia no, pero de de azar si, elegí el nick completamente al azar, ponga usted la mano en medio del teclado y vera que numeros le quedan entre los dedos indice y corazón. Ve como quien busca, encuentra. Si usted vivio bien en la dictadura, pues normal que la eche de menos y que vea el diablo por todas partes gracias a su maravillosa educacion

Kafkiano
Kafkiano
12/12/2017 2:23

¿Por azar? ¿Pero nos tomas por imbéciles o qué?

Antístenes
Antístenes
12/12/2017 14:35
A ver, “amigo del azar”, ¿de qué leches de dictadura habla usted? Yo nací en los años cincuenta y jamás la sentí. “Jugué a progre” (palabreja que no existía en mi juventud) por un rato, y salí con una “vietnamita” durante media hora (espero que sepa a qué me refiero). Y seguí sin ver la “dictadura” por lado alguno, y “el revolucionario” más comprometido entonces en mi círculo era el hijo de un fiscal que pretendía “llegar al poder para liberar a las masas idiotas” (aún recuerdo la conversación y son palabras textuales) mientras tomábamos un whisky en su casa…… Leer más »
El Caballero audaz
El Caballero audaz
12/12/2017 12:03

¿Sabías que el 86, es el número de la “mierda”? Pues tu la pones por tres. Cada uno es como se ve. ¿Por azar?

Sanmalaquías
Sanmalaquías
12/12/2017 12:02
Hoy me he desayunado con la noticia de que un hombre de 55 años ha sido asesinado (está en coma pero dudan que sobreviva) por dos mamarrachos adolescentes comunistas. Su delito: Llevar tirantes con la bandera de nuestro país, España. Me gustaría creer que este nuevo “sacrificio” de un Español inocente servirá para despejar las nieblas mentales de millones de atribulados españoles que a día de hoy todavía son incapaces de valorar por si mismos las nefastas consecuencias fruto de esta monarquía republicana bananera. Pero sé positivamente que no será así. Nada ni nadie va a poder levantar ese velo… Leer más »
Alodia LM
Alodia LM
13/12/2017 20:53

¡Amén!

Judas
Judas
12/12/2017 18:33

La última frase lo dice todo. Que pena

noem
noem
12/12/2017 10:47
Estoy totalmente de acuerdo con este Señor que escribió el articulo. Mire, hace meses estuve escuchando una televisión Argentina. Decían: si les dicen que van a poner una democracia, tenga presente que le va a gobernar la mafia. Nosotros queremos hacer una nueva república; si la deuda NO es LEGAL, no la pagamos: si es dudosa, lo estudiaremos y si es legal: la pagamos. Argentina era muy rica u aún cabe más gente. También dijeron que los Políticos actuales son unos ineptos, lo de ellos, y que había que terminar siendo libres. Me temo, por lo que veo y oigo… Leer más »
Unomás
Unomás
12/12/2017 9:05

Un artículo para enmarcar. Somos muchos los que estamos hartos, cada vez más, ya verá, Don Laureano, cómo habrá reacción, es cuestión de tiempo.

el frances
el frances
12/12/2017 5:36

Vivimos entre HIENAS PELIGROSAS ,con forma “humana”.

Triarii
Triarii
12/12/2017 15:43

Cuanta falta hace el Caudillo a España

España para los españoles
España para los españoles
12/12/2017 20:55

Francisco Franco ¡Presente!
José Antonio ¡Presente!
C.A.F.E
¡Arriba España!

El Veedor
El Veedor
12/12/2017 14:46

El porcentaje de población marginal, mejor dicho chusma en España curiosamente ha aumentado a pesar de la mejora del bienestar económico en las últimas décadas. Alcanza ya un porcentaje muy importante solo superada por Grecia, el por qué de este aumento y la “okupación” de alcaldías y puestos políticos por esta escoria es digno de estudio. la degeneración de la antaño raza valiente española en esto , y en relativamente poco tiempo, cuanto menos e curios, por no decir penoso, regenerarlos es harto difícil.

Sanmalaquías
Sanmalaquías
12/12/2017 12:16

Luis
Luis
13/12/2017 19:21

Buenísimo. Lo copio.

Alfonso
Alfonso
12/12/2017 15:58

Masonería = Sionismo =’ Rajoy = Borregos = NOM.
Nada más que decir

Julio C Fraga
Julio C Fraga
12/12/2017 12:26
Gracias Don Laureano artículos como el suyo son un bálsamo, ya que a pesar de la indignación por la constatación de como se ha instalado la indignidad en España, nos queda la esperanza de que esto no es irreversible que todavía los que pertenecemos a esa mayoría silenciosa no estamos solos, que contamos con grandes españoles como usted y toda la redacción de AD que son capaces de denunciar hasta que extremos han degradado a esta que otrora fue una gran nación. Qué razón tiene cuando dice que “hemos patentado una derecha que es centroizquierda” y esto no es una… Leer más »
Por el monte las sardinas
Por el monte las sardinas
12/12/2017 6:36

En ocasiones tienden los historiadores a buscar análisis y documentos que avalen hechos, ya cuando la manipulación es pesebrera sencillamente apesta, el régimen franquista si progresó duarante 40 años fue por el consentimiento del bloque aliado, alguien les contó lo que era lo contrario y parece que no hubo dudas por apoyar lo que dicen por ahí abajo una dicta blanda, antes que volver a esa supuesta democracia de pucherazo y crimen. Dejen de engañarse que el resto del mundo conocen mejor la historia de España que los propios de aquí.

raul
raul
12/12/2017 10:24

magnifico comentario y el relato del cazador excelente y descriptivo colofon

María Jesús
María Jesús
12/12/2017 22:17

Extraordinario artículo. Muy triste ver la tragedia de nuestro país.
Cómo hemos podido llegar a esta situación?

Luis
Luis
13/12/2017 19:19

La última foto describe todo: betas y omegas estrogenizados de clase media y media alta e inmigrante negra seguramente sudamericana…
La rebelión de los feos.

apstar
apstar
13/12/2017 1:09

Pues si no te gusta la democracia, te vas a otro país. Ale, puerta.

Juanus
Juanus
12/12/2017 20:27
Magnifica comparacion la historia del cazador de patos. Mas aún, sospecho que deberia ser un ardid para hacer que el ingenuo individuo lejos de disfrutar de una intensa jornada cinegetica, dejara su casa indefensa y lista para ser desvalijada. No me equivocaria al pensar que sus presuntos amigos le insistirian en que esperase un poco mas, para asi conocer ese placer que todos le auguraban, aunque seguramente el motivo era otro totalmente distinto, y el autentico placer de sus amigotes deberia ser el de fastidiarle el dia y reirse del novato, a la par que limpiarle todo el mueble bar… Leer más »
Rafael V
Rafael V
12/12/2017 13:08

Es espectacular como se puede disfrutar tanto leyendo una obra de arte periodistico que sin embargo evidencia lo que en sí mismo es una pavorosa realidad para el que lo lee. ¿como se resuelve ese panorama?. Esa es mi pregunta. Ÿo creo sinceramente que habrá extinción generalizada y lucha atroz por la supervivencia a no más tardar de aquí a cien años.

Antístenes
Antístenes
12/12/2017 14:43

Largo lo ponéis, amigo Rafael V. En 10 años tendrá usted partidos islámicos en “Expaña”… Y la única ventaja será que maricones y lesbianas tendrán que “salir a escape” junto con la ruina de El Corte Inglés, que contribuirá involuntariamente al ahorro de las familias al no poder vender más que chilabas… Con una para el verano y otra para el invierno, se acabó “la moda”…
Un saludo cordial. Y tómese mi comentario como lo que es, una simple ironía…

wpDiscuz

Comentarios recientes