05/12/2017
REDACCION | 4928 lecturas

Repunte de los ataques de extranjeros contra la Policía alemana: “Los inmigrantes no nos tienen ningún respeto”

Policía antidisturbios en Leipzig, Alemania, el 18 marzo de 2017. (Foto: Jens Schlueter/Getty Images).

Policía antidisturbios en Leipzig, Alemania, el 18 marzo de 2017. (Foto: Jens Schlueter/Getty Images).

Por Soeren Kern.- Los ataques violentos contra la policía alemana han alcanzado las dimensiones de una epidemia, y la culpa la tiene la política migratoria de puertas abiertas de la canciller Angela Merkel, según demuestran las estadísticas oficiales.

La Oficina Federal de Investigación Criminal (Bundeskriminalamt) reportó 36.755 ataques contra la policía alemana en 2016 —o una media de cien al día—, un aumento significativo respecto a los años anteriores.

La violencia —incluida la violencia verbal, las agresiones físicas e incluso el asesinato— contra la policía está descontrolada en los dieciséis estados federales de Alemania. Según la BKA, el epicentro del problema en 2016 fue Renania del Norte-Westfalia (8.929 incidentes), el estado con mayor población migrante, seguido de Baviera (4.930); Baden-Wurtemberg (4.355); Berlín (3.154); Baja Sajonia (3.030); Hesse (1.870); Sajonia (1.573); Renania-Palatinado (1.537); Hamburgo (1.339); Turingia (1.228); Schleswig-Holstein (1.237); Brandemburgo (1.009); Sajonia-Anhalt (899); Mecklemburgo-Pomerania (658); Sarre (521); y Bremen (486).

Los datos preliminares, recientemente filtrados a una radio pública alemana, indican que, en términos de violencia contra las fuerzas del orden alemanas, 2017 será un año récord. Sólo en Berlín, los ataques contra la policía han crecido un 70% en Görlitzer Park, el 35% en el Puente de Varsovia y el 15% en Kottbusser Tor, según el Berliner Morgenpost.

Las estadísticas oficiales no revelan el origen de la violencia, pero sí muestran un repunte en los ataques contra la policía desde 2015, cuando Merkel permitió la entrada al país a más de un millón de mirantes, en su mayor parte musulmanes, de África, Asia y Oriente Medio. La evidencia anecdótica corrobora las afirmaciones de la policía de que los migrantes son responsables de muchos de los ataques.

En Gelsenkirchen, por ejemplo, dos policías pararon a un conductor después de que saltara un semáforo en rojo. El conductor salió del coche y salió corriendo. Cuando la policía lo atrapó, se vieron enfrentados a más de cincuenta miembros de un clan árabe. Un joven de 15 años atacó a un policía por detrás y lo estranguló hasta dejarlo inconsciente. En otro incidente, más de sesenta miembros de un clan árabe rodearon y agredieron físicamente a la policía.

Los jefes de la comisaría de Gelsenkirchen mantuvieron después una reunión secreta con los representantes de tres clanes árabes para “cultivar la paz social entre los alemanes y los libaneses”. Un informe de la policía filtrado reveló que los clanes le dijeron al jefe de la policía, Ralf Feldmann, que “la policía no puede ganar una guerra contra los libaneses porque nosotros somos más”. Los miembros del clan añadieron: “Esto vale para todo Gelsenkirchen, si así lo queremos”.

En la cercana Duisburgo, un policía le pidió a un hombre que moviera su coche, aparcado ilegalmente. El hombre se negó y empezó a gritar al agente. Al cabo de unos minutos, se presentaron allí más de 250 personas y empezaron a hostigar al policía, que pidió refuerzos. Se necesitaron más de 50 policías y 18 coches policiales para resolver lo que había empezado siendo un procedimiento rutinario de tráfico.

En Dusseldorf, quince policías resultaron heridos cuando trataron de disolver una manifestación ilegal organizada por los kurdos para homenajear al ilegalizado Partido de los Trabajadores Kurdos o PKK. La policía utilizó espráis de pimienta para restablecer el orden.

En Mülheim, alrededor de 80 miembros de dos clanes rivales iniciaron una pelea colectiva tras una discusión entre dos adolescentes. Cuando llegó la policía, fueron atacados con botellas y piedras. Se enviaron a cien policías, apoyados por helicópteros, para restablecer el orden. Se detuvo preventivamente a cinco personas, pero después fueron puestas en libertad.

En Dortmund, más de 40 inmigrantes participaron en una pelea en un centro de acogida para refugiados. Cuando llegó la policía, recibió “múltiples ataques” de la turba. La policía usó perros para restablecer el orden.

En Bremen, un hombre de 25 años fue apuñalado por un grupo de inmigrantes en el distrito de Hutchting. Cuando llegó la policía para investigar, se vio inmediatamente rodeada de una turba de entre treinta y cuarenta hombres. La policía usó gases lacrimógenos y perros para restablecer el orden.

En Fellbach, sesenta migrantes atacaron a la policía en el 70º Festival Anual de Harvest. La policía describió a los jóvenes como “exclusivamente ciudadanos alemanes con orígenes migrantes y otros migrantes”. Se dijo que los jóvenes habían estado involucrados en “guerras entre pandillas”.

En Leipzig, un iraquí fue apuñalado, quedando gravemente herido, durante una pelea colectiva delante de un restaurante de kebabs. Cuando intervino la policía, la turba la atacó con botellas y piedras.

En Naumburgo, la policía requisó el permiso de conducir a Ahmed A., de 21 años y miembro de un clan sirio, en la parada de un semáforo. Casi inmediatamente, la policía se vio rodeada por una turba de otros miembros del clan. La policía se retiró. La turba fue después a la comisaría, la cual procedieron a saquear.

En Wurzburgo, un solicitante de asilo afgano de 17 años, blandiendo un hacha y gritando “Alá Akbar”, hirió gravemente a cinco personas en un tren. El atacante cayó muerto por disparos de la policía, después de que embistiera contra ella con el hacha. Renate Künast, diputada del Patido Verde, criticó a la policía por usar fuerza letal.

Algunos policías creen que el sistema judicial políticamente correcto de Alemania fomenta la violencia contra ellos.

En Hannover, por ejemplo, un tribunal dictó sentencias suspendidas a seis miembros de un clan kurdo que dejó gravemente heridos a dos docenas de policías tras una violenta desmandada en Hamelín. La sentencia del tribunal fue recibida con enfado y burlas de la policía.

El caso se remonta a enero de 2014, cuando un joven de 26 años, perteneciente a un clan, que había sido detenido por robo, intentó escapar de la oficina del magistrado saltando por la ventana de un juzgado en un séptimo piso. El sospechoso fue llevado al hospital, donde murió. Los miembros del clan registraron el hospital, así como el juzgado, y atacaron a la policía con piedras y otros proyectiles; 24 agentes de policía y otros paramédicos resultaron heridos.

El juez dijo que estaba siendo indulgente porque los acusados habían presenciado la muerte del joven de 26 años y estaban traumatizados. El juez también dijo que había llegado a un acuerdo con el clan, lo que entre otras consecuencias evitó que la policía testificara en el tribunal.

Dietmar Schilff, presidente del sindicato de policía GdP en la Baja Sajonia, dijo que muchos policías no daban crédito al conocer la sentencia: “Lo único que esperan las fuerzas policiales es protección y apoyo del Estado”. Añadió:

“Para proteger a quienes velan por la seguridad pública, debe quedar claro que cualquiera que ataque a los agentes de la policía está atacando al Estado, y temer las consecuencias oportunas. No importa de qué entorno provengan los atacantes”.

Los observadores conjeturaron que la verdadera razón de la indulgencia del juez fue que temía que su familia sufriese represalias por parte del clan.

Algunos ayuntamientos están tomando medidas para proteger a la policía. En Maguncia, por ejemplo, donde la violencia contra la policía se ha disparado más del 50 % desde 2014, la policía va equipada con cámaras corporales como medida disuasoria contra la violencia. En Bremen, la policía ha sido provista de “máscaras antisaliva” para impedir que los detenidos ataquen a la policía.

En un libro que ha sido un éxito de ventas, la policía alemana Tania Kambouri culpó del deterioro de la seguridad a los inmigrantes que no tienen respeto por la ley y el orden. En una entrevista con la radio Deutschlandfunk, dijo:

“Durante semanas, meses y años he visto que los musulmanes, en su mayoría hombres jóvenes, no tienen ni un mínimo nivel de respeto por la policía. Cuando patrullamos las calles, somos verbalmente agredidos por jóvenes musulmanes. Está el lenguaje corporal, e insultos como ‘policía de mierda’ cuando pasamos. Si hacemos algún control de tráfico, la agresión va aún más lejos, y esto pasa la inmensa mayoría de las veces con inmigrantes.

“Me gustaría que estos problemas se reconociesen y se abordasen. Si es necesario, las leyes tendrán que reforzarse. También es muy importante que el poder judicial, los jueces, emitan sentencias eficaces. No puede ser que los atacantes sigan llenando los expedientes de la policía, nos hieran físicamente, nos insulten, lo que sea, y que no haya consecuencias. Muchos casos se cierran o los delincuentes salen en libertad condicional o lo que sea. Sí, lo que está pasando hoy en los juzgados es de risa”.

Freddi Lohse, vicepresidente del sindicato de la policía DPoIG en Hamburgo, dijo que muchos delincuentes inmigrantes ven la indulgencia del sistema judicial alemán como una luz verde para persistir en su conducta delictiva. “Están acostumbrados a consecuencias más duras en sus países de origen. No nos tienen respeto”.

 

Comentarios

27 comentarios en "Repunte de los ataques de extranjeros contra la Policía alemana: “Los inmigrantes no nos tienen ningún respeto”"

Notifícame de
avatar

Ordenar por:   el más nuevo | el más antiguo | el más votado
Thot
Thot
05/12/2017 18:07

La gente aprende a palos,no con advertencias ni amonestaciones…mano dura y verás como cambian de acera,no te jode..

Sin acritud
Sin acritud
05/12/2017 17:26

Pues haceos respetar- Es muy sencillo

Jimena
Jimena
05/12/2017 20:34

Tendría que ser a palos, y eso no se lo permitirán…

mar
mar
06/12/2017 22:13
Qué razón tienes jimena, aquí donde vivo hay un grupito de menores los cuales son alimentados, vestidos, su paguita en un centro bien calentitos en invierno y fresquitos en verano que se dedica de madrugada a salir y agradecer lo que recibe gratis buscando peleas, de día a abusar de niñas, mirando a las mujeres para darles un tirón a los bolsos y cuando llega la policía se encaran con ellos y los amenazan con armas blancas y estos pues en vez de irse para esa panda de rastreros y molerlos a palos se ponen a jugar al gato y… Leer más »
Divisonazul74
Divisonazul74
05/12/2017 17:52
¿Y QUE ESPERABAN?, con las políticas suicidas y serviles al islam y los inmigrantes en general, con los medios de manipulación contando cuentos imposibles, los jueces más que aplicar la ley parecen el consejo de la tribu y si prometen ser buenos, aquí no ha pasado nada. Aunque se harten de violar mujeres blancas y pegarle palizas a los blancos con la protección de la misma policía que ahora se queja. Con el sueldo y la casa que les proporcionamos, sin trabajar eh, están aburridos y claro algo han de hacer. Y lo hacen, tener hijos y pensar en destruir… Leer más »
España para los españoles
España para los españoles
06/12/2017 20:08

Dictadura de lo políticamente correcto. Saludos.

Stop Invasion
Stop Invasion
05/12/2017 19:14

Fuera todos los invasores islámicos de Europa

ME EQUIVOQUE CON EL BORBONAZO (FRANCO)
ME EQUIVOQUE CON EL BORBONAZO (FRANCO)
06/12/2017 14:07

Y NO ISLÁMICOS…..

Requiario
Requiario
05/12/2017 18:29

Pues a ver si así se espabilan esos germanos, que están muy amariconados…lo mismo que muchos europeos en general.

Herme
Herme
05/12/2017 18:15
Si no se encarcelan a todos los presidentes de los paises de la comunidad judia europea,traidores,jueces y demas infiltrados para hacer desaparecer Europa y a los europeos delante de nuestras narices de nada sirve quejarse.Hay que coger al demonio por los cuernos y patear su plan Kalergi si no esto no tiene arreglo y cada dia que pasa sera incluso irreversible.En Suecia los marranos se estan marchando,se quejan de ataques anti-semitas(sera que los semitas atacan a los jazaros)cuando el que lleva el peso de la delincuencia y violaciones son los suecos autoctonos,pero los marranos siempre iran de victimas siendo los… Leer más »
Kafkiano
Kafkiano
06/12/2017 12:57

Exacto, lo primero que hay que hacer es encarcelar a presidentes y ministros sionistas de la Unión Europea antieuropeos que están destruyendo nuestra cultura, nuestros valores y nuestras tradiciones. Traidores a la cárcel.

AntiRojos
AntiRojos
05/12/2017 19:12

Y luego dicen que el racismo se cura viajando??? mas racismo que sufren los europeos en sus propios países..

fernando
fernando
05/12/2017 20:09

El siglo 21, el siglo del genocidio de los pueblos de Europa.

LaVerdadOcultada
LaVerdadOcultada
06/12/2017 21:57
¿Y qué piensas hacer para evitarlo? Cansado de ver como empezamos a despertar, pero cada uno hace la guerra por su cuenta? Hemos formado una Organización que pretende reunir a todos los conocedores del otro lado de la historia. Dos preceptos: jerarquía y meritocracia. Realizamos Asambleas y reuniones, formación, especialización por funciones, tenemos camaradas trabajando en varios departamentos: edición de vídeos, imágenes, texto… Te invitamos a formar parte. Se puede trabajar en alguna sección o recibir formación, teniendo acceso a información, libros y manuales; dando consejos de salud, y promoviendo la fuerza de voluntad y la moral. Todo aquel que… Leer más »
Marcelino
Marcelino
06/12/2017 0:30

Pues agradecérselo a la sionista y masona Merkel. Tenéis lo que merecéis, cabezas cuadradas.

ME EQUIVOQUE CON EL BORBONAZO (FRANCO)
ME EQUIVOQUE CON EL BORBONAZO (FRANCO)
06/12/2017 13:32

JODEROS!!! PORQUE NO ECHAIS DE UNA PUTA VEZ A LA SIONISTA-MASÓNICA DE LA PUTA MERKEL LA ROJA DE LOS COJONES???…….

Marcos
Marcos
07/12/2017 2:05

Deberian cocinarla y servirla con una manzana en la boca a los musulmanes, pero ya los germanos estan muy afeminados. SI no hacen algo urgente para sacar a todos
los inmigrantes, los alemanes tendran que migrar a ver donde los reciben, el Sahara tal vez o esperar a que los exterminen sus invitados. Los nazis y la SS si sabrian como tratar a esos migrantes.

AntiRojos
AntiRojos
05/12/2017 19:17

Si levantara la cabeza el odiado de los elegidos, toda esta basura masónica europea que sufrimos no existiría..

DREDD
DREDD
07/12/2017 11:15

La soluciones muy simple y ,muy sencilla ademas de efectiva

ENCERRAR A TODOS ESOS INVASORES EN CAMPOS Y PONERLOS A TRABAJAR

Nada de camas calientes nada de comidas gratis nada de salidas a las ciudades

EL QUE NO LE GUSTE QUE SE VAYA A SU PAIS DE DONDE VINO Y NADIE LLAMO

LO QUE LES FALTA A LOS ALEMANES DE HOY ES LO QUE SUS ABUELOS TENIAN DE SOBRA Y DEMOSTRARON A TODO EL MUNDO EN LA WWII

Miguel
Miguel
07/12/2017 19:35

Cría cuervos y te sacarán los ojos

Flip Pao
Flip Pao
09/12/2017 21:50

La policía educada que tienen los alemanes para ellos no sirve para enfrentarse a clanes musulmanes y los ciudadanos alemanes no cuentan con el apoyo de los partidos políticos mayoritarios para autotutelarse.

buba
buba
07/12/2017 11:02

mientras la jodia hija de adolf angela merkel siga en el poder nada cambiará, sigue simplemente los dictados del bnai brith, la solución es fácil, expulsiones en masa por las buenas o por las malas.

Nombre
Nombre
05/12/2017 19:27

Son sus costumbres y hemos de respetarlas.

Jimena
Jimena
05/12/2017 20:36

Son ellos los que deben respetar las costumbres de los países a los que emigran. Y si no les gustan, que es vuelvan a su casa.

ME EQUIVOQUE CON EL BORBONAZO (FRANCO)
ME EQUIVOQUE CON EL BORBONAZO (FRANCO)
06/12/2017 14:07

Exacto!!! según los progresos estos son los que nos iban a pagar las pensiones,etccc osea los de la religión de la paz según los progres como digo……..

Marcos
Marcos
07/12/2017 2:10

Ese fue un cuento chino inventado para tener un pretexto para invitarlos y que los europeos creyeran que los invasores llegaban a “ayudar”. Ya sabian que eran puros parásitos. Como van a ayudar si ni siquiera hablan el idioma, no saben hacer nada, no tienen educación, son mas o menos del nivel de los hunos de Atila.

Dani Abuín
Dani Abuín
11/12/2017 18:08

Si no fuera por el origen de los delincuentes se sabría, pero tienen interés en negar lo que para mucho es más que evidente: hay gente que no se integra porque no le da la p*** gana hacerlo. Así que fuera.

wpDiscuz