13/11/2017
Enrique Area Sacristán | 4424 lecturas

La paganización de la sociedad cristiana

Compartir
Tags

Cercana la Navidad, a un mes de ella, voy a dar unas pinceladas de lo que ha significado el cristianismo hasta nuestros día y en nuestros días, cuna cultural de la civilización occidental.

El cristianismo situó sus dos grandes fiestas de Jesucristo en ambos solsticios: la luz del mundo nace en Navidad; en Pascua, cuando rebrota la naturaleza, se celebra la resurrección, la victoria definitiva de la luz sobre las tinieblas y de la vida sobre la muerte. La fe cristiana inserta una afirmación histórica sobre un ciclo natural y se expresa a través de unos símbolos ancestrales que pueden encontrar eco en lo más profundo del ser humano.

¿No asistimos en esta sociedad secularizada, y en buena medida poscristiana, al vaciamiento de sentido de los viejos ritos y símbolos cristianos?, ¿no vuelve a repaganizarse unas fiestas que en su día, el cristianismo moduló a la luz de la fe? La Navidad, en pleno invierno, con frío y días cortos, es una fiesta centrada en la casa, alrededor de la mesa donde se reúne la familia. Es, por tanto una fiesta de evocaciones y recuerdos, en la que se mezclan la alegría del encuentro con la nostalgia por las ausencias, que se hacen más presentes que nunca. La Pascua, convertida en fiesta de primavera de la sociedad de consumo, es la busqueda del contacto con la naturaleza que revive con fuerza, la fiesta de los viajes, del sol, de la playa y del monte. Nuestra sociedad es muy plural y a las fiestas se les atribuye sentidos muy distintos, pero parece claro que socialmente hay u na repaganización de lo que hasta hace no mucho tiempo eran fiestas cristianas.

Rafael Aguirre, se pregunta si no estaremos asistiendo a un empobrecimiento notable del contenido humano de algunas de nuestras mejores tradiciones sociales. Pone un ejemplo esclarecedor: afortunadamente se ha tomado conciencia de la necesidad de conservar dignamente el gran patrimonio cultural e histórico que suponen nuestras catedrales. No siempre ha sido así. Un amigo del autor, que ha asistido desde el inicio de la democracia, a las reuniones de la comisión Gobierno-Iglesia para asuntos del patrimonio cultural le contaba, que algún representante gubernamental, para dejar muy claro su laicismo, evitaba siempre la palabra “Catedral”, que la sustituía por la expresión “contenedor de bienes artísticos. Pero una Catedral es una Catedral y no un contenedor cualquiera, es un templo muy especial, la expresión de una cultura, de un mundo simbólico y hasta un poso de fe y esperanza. Nadie está obligado a hacer suyo lo que una catedral significa, pero es penosa la desarticulación simbólica de nuestra sociedad; hay recursos ridículos a tradiciones sin arraigo; hay sectarismos y, sobre todo, hay ignorancias lamentables.

Otras religiones con sus culturas invaden los templos que antaño fueron ejemplo de nuestra civilización y nuestros símbolos, hoy utilizados en algunas ocasiones por el Islam. Debemos reconocer que la fuerza moral del Islam, el rearme de este modo de entender la vida y el espíritu esta teniendo una gran aceptación en Occidente gracias a que la Iglesia no ha sabido transmitir y mantener sus valores, a la secularización de la sociedad producto del ataque tan tremendo a que ha sido mantenida por la izquierda política y los progres anticlericales, a los que les gustaría ver en la cruz, quemados o mutilados como los mártires de 1936 a todos los curas y monjas que se reafirman en el amor a Jesucristo y a sus discípulos.

No quiero con esto más que reafirmar nuestra cultura occidental basada en los valores cristianos, cuna de la misma.

*Teniente coronel de Infantería y doctor por la Universidad de Salamanca

 

Comentarios

9 comentarios en "La paganización de la sociedad cristiana"

Notifícame de
avatar

Ordenar por:   el más nuevo | el más antiguo | el más votado
Ramiro
Ramiro
14/11/2017 11:19
Con un Papa como el actual, el enemigo ya está dentro de la Iglesia Católica, Apostólica y Romana. Es verdad que hay fuerzas políticas que luchan contra la religión católica, pero también es cierto QUE LA SOCIEDAD ESPAÑOLA ACTUAL ESTÁ DESCRISTIANIZADA, en general, y salvo honrosas excepciones. Las iglesias están vacías, y las catedrales no digamos, que son visitadas más por motivos turísticos que otra cosa. LOS FIELES SOLEMOS SER PERSONAS DE MÁS DE 50 AÑOS, PUES COMO DECÍA MI MADRE, LLEGA UN MOMENTO EN QUE EMPIEZAS A PENSAR QUE LA VIDA ES PERECEDERA, y que es importante llevarse bien… Leer más »
Mary
Mary
13/11/2017 17:39

¿la Iglesia no ha sabido transmitir y mantener sus valores? No creo que sea la respuesta. Es el modernismo, el buenismo, todos somos culpables. No es la Iglesia. Sino sería como decir que Dios es el culpable. No comparto esa opinión.

SapoCancionero
SapoCancionero
14/11/2017 12:53

No, la Iglesia, se ha dinamitado solita desde el Vaticano II y de la iglesia española, mejor no hablamos (y de la vasca y catalana, menos).

quercus
quercus
13/11/2017 22:35
Estoy de acuerdo contigo en que no es culpa de la Iglesia, pero no lo estoy en las razones que das. De todas formas, decir que la “paganización”(cosa que no es tal, pero bueno…) sea un problema es muy relativo. El problema o los problemas son otros, y yo creo que la base es la falta de nacionalismo, con un nacionalismo, pero un nacionalismo total, de verdad y con fundamentos serios y altas miras al futuro, no solo de x nación o naciones, si no de toda la raza blanca, yo creo que seriamos totalmente inmunes a los agentes que… Leer más »
deborah
deborah
13/11/2017 22:48
No sabes lo que hablas, los judíos del estado de Israel son de todo meno judíos o semitas le invito que valla a Israel y lo compruebe usted mismo los ahora llamados sionistas antes jazaros o askenazis no son mas que rusos ucranios y eslavos que dicen ser descendientes de Abraham (un semita) pero eso lo les hace serlo (no lo son) asi que deje de hablar de raza parasita o raza maldita porque no es verdad durante el medievo la iglesia católica enveneno y persiguió todo lo judío porque les culpaban de la muerte de cristo osea por razones… Leer más »
quercus
quercus
14/11/2017 18:01
¿Dónde he dicho yo que los judíos de Israel sean semitas o tal cosa? ¿Dónde hablo yo de los judíos? ¿Usted anda bien de la cabeza? Se lo pregunto, por que ve cosas donde no las hay, parece un paranoico y un “inventor”. ¿Raza maldita?,¿De donde saca usted eso?, por cierto, el judío no es una raza, es una religión y los semitas son árabes y hebreos, que sí son una raza, ¿pero raza judía?, ja,ja,ja, menudo invento. ¿Usted dice que no son parásitos?, y yo le digo que nunca han dejado de serlo, a la vista está. Y “españoles”… Leer más »
No es lo que parece
No es lo que parece
15/11/2017 22:36

Que un 33% de los españoles es judío. JAJA impensable, primero porque la población judía no era tan grande y la mayoría fueron expulsados; segundo porque precisamente los estudios genéticos muestran poco rastro judío en la población española. Y si hay algún estudio que dice eso seguro que está patrocinado por gente del pueblo elegido que prefiere gente que se crea judía para frenar el natural anti semitismo que dicho pueblo despierta en las sociedades que parasita

¡ SANTIAGO Y CIERRA ESPAÑA !
¡ SANTIAGO Y CIERRA ESPAÑA !
16/11/2017 16:36

Fueron los representantes religiosos de los judíos quienes condenaron a muerte a Jesucristo. Menos hipocresía. Para verificarlo eche mano del Evangelio et lege.
¿ De dónde ha sacado ese porcentaje de judíos en España ?
Gracias a Dios que los gloriosos Reyes Católicos los expulsaron de España.
Tendrían que haber sido deportados mucho antes si no hubiera sido por la Reconquista.
El papel de víctimas ya no cuela; para eso están los documentos históricos.
La pregunta del millón: ¿ podría decirme por qué fueron expulsados de todos los países en que se instalaron ?

Tercios de España
Tercios de España
17/11/2017 20:42
El Hombre de la Edad Media construía Catedrales para dar gracias a DIOS por la Vida y las maravillas de la Naturaleza. El hombre de la Edad Contemporánea es un engreído que cree que no necesita a DIOS para nada. No se siente agradecido, sólo reclama Derechos y bienestar, sin caer en la cuenta de que esos Derechos que reclama son preexistentes al Derecho positivo que idolatra. Tenemos Derechos porque la Ley Natural (DIOS) así lo ha establecido, no porque un Parlamento lo diga a través de una norma jurídica. Un Parlamento no puede crear Derechos, sólo reconocerlos. Mientras el… Leer más »
wpDiscuz