12/08/2017
REDACCION | 4889 lecturas

Sanidad dice que la “crisis de los huevos” no afecta a España pese a detectar una partida contaminada

Huevos en una granja de Holanda, uno de los países donde comenzó la contaminación

Huevos en una granja de Holanda, uno de los países donde comenzó la contaminación

«España sigue sin estar afectada por la distribución de huevos contaminados», al menos según el criterio de Aecosan, la agencia española de seguridad alimentaria que depende del Ministerio de Sanidad. Aecosan lanzó un mensaje de tranquilidad después de que que este sábado Vascongadas anunciara la inmovilización de una partida de 20.000 unidades de huevo líquidocontaminado con el insecticida fipronil en una empresa de Vizcaya. Era la primera vez que aparecían productos afectados en España desde que empezó la alerta por contaminación en Europa.

Sanidad asegura que no hay razón para la alarma. «El sistema de control existente permite la inmediata localización y retirada de los productos implicados», detalla en el comunicado.

La conocida ya como «crisis de los huevos» o «crisis del fipronil» se ha extendido como la pólvora en el continente europeo. La presencia de este insecticida, ilegal en la cadena alimentaria, se detectó, primero, en granjas de Holanda, Bélgica, Alemania y Francia, donde se intentó bloquear con rapidez la producción. Pero el escándalo ha llegado también a los países que importaron huevos de esos países productores. Así ha llegado a Suecia, Reino Unido, Austria, Irlanda, Italia, Luxemburgo, Polonia, Rumanía, Eslovaquia, Eslovenia y Dinamarca. También a Suiza y Hong Kong, fuera de la UE.

Listado de productos afectados

Curiosamente, hasta la fecha, no se había detectado ningún producto afectado en España. El Ministerio de Sanidad había descartado que hubieran llegado partidas de huevos tratados con este plaguicida al país. Sin embargo, asociaciones de consumidores como Facua temía que algún producto elaborado con huevos contaminados se hubiera colado en nuestras fronteras. Facua reclamó el viernes un esfuerzo de transparencia al Gobierno y a los productores e hicieran públicas las marcas que hayan podido utilizar los huevos contaminados con el insecticida fipronil.

«No nos tranquiliza conocer que cada día son más los países en los que se han detectado partidas contaminadas, ni que podrían estar contaminados no sólo los huevos, sino multitud de productos elaborados con ellos, si éstos estaban contaminados», aseguraba su portavoz, Rubén Sánchez.

Partida procedente de Francia

Vascongadas actuó después de que el Ministerio de Sanidad advirtiera el viernes de la existencia de una partida de 20 toneladas de huevo líquido pasteurizado contaminada con fipronil procedente de Francia, que había sido enviada a una empresa de Vizcaya para elaborar productos que entrarían en las cadenas de distribución alimentaria.

La alerta llegó a través del Sistema de Intercambio Rápido de Información (SCIRI). «Los servicios de inspección han actuado de forma inmediata, procediendo a inmovilizar en destino dicha partida antes de que haya entrado en ningún proceso de fabricación de producto», relata la agencia de seguridad alimentaria en una nota que aparece semiescondida en la página web de la Aecosan.

Los servicios de inspección del Departamento de Salud de Vascongadas procedieron a la inmovilización de la partida contaminada. Evitaron que entrara en ningún proceso de fabricación de productos y eliminando así cualquier tipo de riesgo para la salud pública, explicaron fuentes de la Consejería.

El Gobierno vasco procederá en los próximos días a la destrucción de esta partida de huevos contaminada, y mantiene activados todos los dispositivos de vigilancia para esta alerta.

Riesgo si se consumen 10.000 huevos

La contaminación de fipronil se está tratando como un tema sanitario, aunque en realidad es un fraude. El fipronil es un producto, no autorizado para su uso en animales de producción de alimentos. En este caso, ha sido utilizado para tratar la presencia de un ácaro denominado Dermanyssuss gallinae en gallinas de puesta. el producto es tóxico, pero el riesgo de sufrir un problema de salud es «moderadamente bajo», en opinión de la Organización Mundial de la Salud. Habría que consumir 10.000 huevos afectados en un corto periodo de tiempo para ponerse en riesgo.

Quizá por ello, la Comisión Europea tampoco considera un asunto urgente esta crisis alimentaria. El organismo europeo ha dejado para finales de septiembre la primera reunión que tratará la contaminación por fipronil.

Fuente: ABC

 

 

Comentarios

Sé el primero en comentar

Notifícame de
avatar

wpDiscuz