06/07/2017
José L. Román | 4611 lecturas

Gracias a los cuarenta años de democracia, terroristas, separatistas y podemitas mandan en las instituciones

Compartir
Tags

Escuchaba estos días en distintos medios la noticia referente a la celebración en el Congreso de los Diputados del 40 Aniversario de los comicios celebrados en junio de 1977.

Pues bien, mientras unos protestaban por la presencia en dicha celebración del ex ministro Martín Villa, otros, arremetían contra los separatistas catalanes y contra los podemitas por querer cargarse el sistema constitucional.

Estos medios que adulan a unos, odian a otros, pero que al final desprecian a todos, no tienen el rigor informativo suficiente por falta de fuerza moral, para reconocer, que esta democracia y el sistema constitucional del que se sustenta, ha sido el instrumento político utilizado por los terroristas, separatistas y asesores del régimen criminal bolivariano, para alcanzar y sentarse en las instituciones con el apoyo implícito e incondicional de los gobiernos centrales y de la práctica totalidad de esos mismos medios informativos.

Cuarenta años transcurridos, y la catarata de declaraciones acerca de las bondades de aquellos comicios se une la retahíla de agradecimientos hipócritas al rey emérito -que no fue invitado-, a pesar de la mochila que arrastra fruto de sus aventuras y desventuras, no precisamente ejemplarizantes por su pulcritud, decencia y honestidad. Resulta vomitivo y hasta siniestro diría yo, ver lloriquear emocionados a una mayoría de diputados y senadores, enalteciendo a quien no hace mucho tiempo habían defenestrado.

Hace cuarenta años, estos que hoy se deshacen en elogios para con el rey emérito, no practicaban lo “políticamente correcto” como acostumbran a esgrimir hoy, se afanaban en ridiculizar al monarca como sucedió en la Casa de Juntas de Guernica, y poner en evidencia a quienes como Martín Villa, les habían entregado en bandeja de plata una victoria sin lucha.

Por fin alcanzaron el poder, a partir de aquí, nadie los apartaría ya de la lustrosa ubre del Tesoro Nacional. Bajo ningún concepto iban a cometer los errores del pasado. De ahí el control de los medios y del pulso social, practicando a su vez el enriquecimiento ilícito y la guerra sucia desde las cloacas del Estado, en lugar de amenazar de muerte públicamente a sus adversarios políticos como hicieran en 1936.

El Rey, abucheado en la Casa de Juntas de Gernika en 1981.

El Rey, abucheado en la Casa de Juntas de Gernika en 1981.

Cualquier español decente debería sentir vergüenza ajena, al ver cómo estos profesionales de la política desde sus pensiones vitalicias y riquísimos patrimonios, celebran con elogios después de cuarenta años, lo que nos vendieron como un sistema de libertades, pero que realmente supuso para ellos el camino hacia la corrupción, el latrocinio generalizado, la politización de la Justicia, el ataque sistemático a nuestras raíces cristianas, la desaparición de la clase media, la desintegración de las familias, el envilecimiento de nuestra juventud con el sexo y la droga, el camino despejado para el islamismo, la venta como almoneda de barato de nuestra industria pesada, pesquera y naval, y, el instrumento que llevaría a los terroristas hasta las instituciones.

Si fueran honestos, si no fueran tan falsos e hipócritas, no hablarían de la libertad conseguida para los españoles, no. Celebrarían el aniversario de aquellos comicios, pero hablarían de lo que supuso para ellos, por ejemplo: inaugurar la descomunal oficina de colocación con el régimen autonómico; la oportunidad de ponerse al frente de cualquiera de las tres administraciones sin tener que opositar, sin presentar un historial académico, un historial laboral, y sin tener que acompañar un certificado de antecedentes penales. Libertad para ellos; para gozar de una posición envidiable en el pesebre, sueldos millonarios, prebendas, privilegios, pensiones vitalicias o máximas con sólo unos años en el club de los inmortales, y además, un futuro gozoso mamando de la ubre del Tesoro nacional a costa de los sufridos contribuyentes.

Nada de esto hubiese sido posible para todos ellos, de no haber sido por aquella gesta del señor Suárez y del rey emérito, que tuvo lugar un 15 de junio de hace ahora cuarenta años, y que como ha quedado demostrado, ha llevado a los terroristas, separatistas, y a los asesores del régimen criminal bolivariano, a mandar en las Instituciones.

 

Comentarios

12 comentarios en "Gracias a los cuarenta años de democracia, terroristas, separatistas y podemitas mandan en las instituciones"

Notifícame de
avatar

Ordenar por:   el más nuevo | el más antiguo | el más votado
Crápula
Crápula
06/07/2017 21:34

La descomunal catástrofe que esta mierdocracia ha supuesto para España sólo se podrá entender en su totalidad desde la perspectiva que proporciona la distancia en el tiempo. Hoy todavía es pronto. Todavía sigue sonando la música en cubierta. Todavía se siguen descorchando botellas de cava. Todavía los españoles creen que este barco es insumergible y que nada puede hacer que acabemos todos naufragados. Todavía los inevitables cretinos creen vivir en los mundos de Yupi. Pero la línea de flotación cada vez está más hundida. Las frías aguas nos esperan. A todos. Cretinos y perroflautas incluidos.

FMS
FMS
07/07/2017 7:58

Tienes razón, pero esta banda de canallas que nos gobiernan huiran como ratas y sobreviviran en alguna república bananera o moruna con lo que han robado a las arcas públicas. Mira lo que pasó al final de la Guerra Civil.

caronteaguarda@outlook.com
caronteaguarda@outlook.com
07/07/2017 10:53

Es verdad crápula.

Enellimbo
Enellimbo
07/07/2017 14:38

Que lorquiano

caronteaguarda@outlook.com
caronteaguarda@outlook.com
07/07/2017 10:52

Mejor no se puede relatar la situación actual:coincido punto por puno con usted sr.Román.Estos profesionales de la política yo creo, que lloraban de alegría, por el “chollo” que tienen.¡Que le van a importar a ellos el empobrecimiento de los españoles,la destrucción de la industria, la partición de la patria ,el cáncer autonómico..etc.! pues eso una higa

Lola
Lola
07/07/2017 10:52

Alto y claro.

Unomás
Unomás
07/07/2017 7:58

Magnífico otra vez Sr. Román.
Tods los vicios podríamos perdonar los españoles en nuestros gobernantes (como demuestra la Historia), pero la traición no. No perdonamos la traición. Todos estos que se reúnen en las Cortes, sabed que España se va a volver a levantar, y sabrá dar a cada cuál lo suyo. Reíros mientras podáis.

Enellimbo
Enellimbo
07/07/2017 14:48
Y la traicion es que España se rompa? Y la quiebra de las pensiones que es? Y regalar 60000 millones de euros a los bancos que es? Y los desaucios que son? De verdad que no os entiendo. Al españolito de a pie lo pueden maltratar, fustigar, desheredar que no vais a abrir la boca. Ahora tocar la unidad de España es el limite y pobre de aquel que lo haga que los militares jubilados y en activo de esta pagina estan dispuestos a alzar el brazo incorrupto de Sta Teresa e iniciar una nueva cruzada contra los enemigos de… Leer más »
caronteaguarda@outlook.com
caronteaguarda@outlook.com
07/07/2017 16:42

ya he dicho el empobrecimiento de los españoles:la quiebra delas pensiones,los desahucios el fustigamiento del españolito medio,como tu bien dices . es ,consecuencia del régimen del 78, de una partitocracia corrupta, impune que nos quieren vender como democracia, siendo una oligarquía infame que nos ha llevado a esta ruina que padecemos.Desde luego la sedición es alta traición,si españa se rompiera sería la balcanización del territorio y ya sabemos como termino eso.NO estoy seguro ,pero a lo mejor entra en los planes deN.O.M

Unomás
Unomás
08/07/2017 1:35

Solo un traidor endeuda a un país para comprar los votos. Solo un traidor se apropia de los bienes comunes para malvenderlos a sus amigos. La traición se manifiesta de muchas maneras, la más frecuente es la mentira. Y ahora repito, no perdonamos la traición.

SapoCancionero
SapoCancionero
07/07/2017 23:45

Es evidente que hay que iniciar una nueva cruzada contra los enemigos de España… antes de que acaben de destruirla, con el brazo de Santa Teresa, el cipote de D. Pelayo y todo lo que se pueda

Saturio
Saturio
09/07/2017 13:48

Ante toda esta ruina, solo cabe lo que es justo: señalar con nombre y apellidos a todos los traidores, desde 1978, y exigirles sus responsabilidades morales y materiales, y si es preciso meterlos en la cárcel y confiscarles todos sus bienes por haber hundido a España para veinte siglos. La sangre de los españoles de bien clama al cielo justicia y hasta venganza. Traidores.

wpDiscuz

Comentarios recientes