La mayoría de los yihadistas detenidos en España cobraban pensiones públicas y recibían ayudas para el pago del alquiler – Alerta Digital