Respeto por la muerte de Carmen Chacón, sí, pero no por lo que representó políticamente en vida – Alerta Digital