Una iglesia sueca tiene que contratar seguridad privada para evitar que la «nueva clientela» defeque y se masturbe durante los oficios religiosos – Alerta Digital