Con dos puentes dañados, el pueblo italiano de Amatrice corre el riesgo de quedar aislado – Alerta Digital