El lobby gay acusa a la Iglesia católica de «asesina» y sostiene que «la libertad de educación de los padres tiene límites» – Alerta Digital