Fútbol, el nuevo opio del pueblo – Alerta Digital