La empresas y urbanizaciones acomodadas son los grandes defraudadores de energía eléctrica – Alerta Digital