| 9483 lecturas

¿Puede ser soberano el pueblo?

Tamaño del texto: + (mayor) / - (menor)

Soberanía significa ausencia de cualquier poder –al menos terrenal– por encima de quien la ejerce, y muy a menudo vemos relacionarse la democracia con la idea del “pueblo soberano”. Pero por dos razones evidentes ello es imposible: porque, como hemos visto, el poder no lo ejerce el pueblo sino que, necesariamente, se ejerce sobre el pueblo. Y porque la consideración del pueblo como un todo homogéneo en intereses y voluntad es de entrada falso, pese a constituir la base de gran parte del pensamiento político europeo ya desde Grecia, donde la pugna entre los supuestos aristócratas y el “pueblo” originó a la idea del poder de este, la democracia, que obviamente nunca fue una realidad.

El pueblo, por tanto, no tiene un interés común, salvo si lo expresamos en términos tan generales como el deseo de estabilidad, justicia, libertad y prosperidad, con las que nadie estaría en desacuerdo. Los desacuerdos surgen precisamente al pasar de la mera abstracción de los buenos deseos a su explicación y concreción práctica: es entonces cuando chocan entre sí ideas, intereses y voluntades.

La pretendida soberanía del pueblo se manifestaría en las elecciones, en su capacidad de nombrar a sus representantes para gobernar (sobre el mismo pueblo, obviamente). Es claro que si fuera así no serían necesarias elecciones, y que si estas se hacen es porque dentro del pueblo y de las oligarquías de profesionales del poder existen tendencias muy diversas. Quien decide no es “el pueblo”, sino una parte de él, la que deposita más votos por una determinada oligarquía o partido. El resto del pueblo pierde y su voluntad se frustra, no es soberana siquiera en este muy limitado terreno. Incluso puede ocurrir que la parte decisora con sus votos sea minoritaria, si sus contendientes están divididos o la abstención llega a ser muy grande. Así, en países tan democráticos como Suiza o Usa, la abstención normal se acerca o sobrepasa el 50%, con lo que los ganadores lo son solo por poco más de un cuarto del “pueblo” o incluso menos. Por poner otro caso, las muy anómalas elecciones del Frente Popular en España registraron una abstención de en torno a un 25%, y derechas e izquierdas quedaron prácticamente empatadas, si nos guiamos por los cálculos muy posteriores de J. Tusell. Ello quiere decir que el Frente Popular se impuso con una “mayoría” de en torno al 36 % (pese a lo cual se adjudicó el 60% de los diputados, que amplió luego por métodos descaradamente ilegales).

Otra prueba de que la soberanía del pueblo es un contrasentido la encontramos en su capacidad para destruir las libertades políticas, como pasó, por poner un caso bien conocido, con Hitler en Alemania. O, en menor medida con la involución impulsada por Zapatero recientemente en España. La beatería democrática supone que, al ser el pueblo soberano, puede elegir lo que le dé la gana y que, al no haber otro criterio último sobre la corrección o incorrección política, su elección será siempre la acertada.

Estos problemas han sido utilizados a menudo en contra de la democracia, pero, como veremos, no la invalidan (siempre que olvidemos el significado etimológico de la palabra).

4 comentarios para “¿Puede ser soberano el pueblo?”

  1. Don Pío: Decir que la soberanía radica en tal o cual cosa siempre es un sofisma imposible de probar. L’état c’ést moi, decía Luis XIV. Ahora nos parece ridículo pero quién puede demostrar que eso es peor que el hecho de que la soberanía radique en el pueblo, en el clero, en las fuerzas armadas, en el P. Judicial? Cualquier hipótesis es imposible de probar, filosóficamente hablando. Comparto con Ud. que la soberanía no radica en el pueblo, pues en realidad gobierna el electo por la mayoría, que no es TODO el pueblo. En algunos lugares, como en mi país, para evitar ese problema se ha establecido que la soberanía radica en la Nación, que es una noción más amplia que el pueblo, porque al menos teóricamente en la Nación están los que ganan y los que pierden las elecciones. Pero aún así, cómo se puede demostrar que el concepto de Nación es el soberano? Filosóficamente es tan indemostrable como la frase de Luis XIV. En cuanto a su referencia a Hitler, bueno, allí tendríamos que entrar a analizar la Weltanschauung ( o cosmovisión) y la cosa se complica mucho.
    Un saludo.

  2. Y tan desconocidas… En los años 40 se pasó más hambre incluso que en la época de la Gran Depresión.

  3. Panzerfaust

    Familia, municipio y sindicato: democracia orgánica, que es la única que ha funcionado realmente en España y que nos ha elevado a los españoles a cuotas de bienestar desconocidas.

    Hoy en día solamente disfrutan de ese bienestar los políticos elegidos “democráticamente”, quienes viven opíparamente a costa del pueblo.

    • ¿Cómo dice eso? Ud. es políticamente incorrecto, un nazi, un fascista, un Kapo, alguien deleznable a quien presentar encadenado en el Tribunal Militar Interrnacional de Núremberg, metido dentro de una jaula, para que no se escape.

      ¿Pero sabe una cosa? No anda muy errado.
      Saludos.

Deja un comentario

Comentarios recientes

  • Lexinton: Espero que Jose Luis evolucione favorablemente.
  • Baldomero: ¿El padre coraje está ingresado en el hospital 12 de octubre, el 12 de...
  • GATO DE MADRID.: NO PIENSO IR A N INGUN COLEGIO ELECTORAL PORQUE SI VOY ESTOY DANDO POR...
  • Jorge: Si no puedo votar a Soluciona, votaré por DN o en blanco.No me fío de LEM.
  • Antonio: Pues votaremos en blanco, sin duda alguna