Los rumanos de Córdoba no dan un palo al agua pero al menos no mienten: «Seguimos aquí por Cáritas» – Alerta Digital