El último premio Planeta imagina una Cataluña musulmana en 2035 – Alerta Digital