17/05/2012
REDACCION | 4267 lecturas

La historia de Navarre, el lobo

Compartir
El lobo Navarre.

El lobo Navarre.

Trágica historia con final feliz. El pasado 9 de enero llegó al Centro de Investigación de la Fauna Exótica y Salvaje Monte Adone, una solicitud de intervención de la Policía de la Provincia de Montoro (Bolonia) para rescatar a un lobo herido en el municipio de Camugnano de la provincia de Bolonia, Italia. La cirugía se llevó a cabo en colaboración activa con la policía provincial. (Ver video sobre Navarre).

Inmediatamente, los cuatro cirujanos del Centro (Rudi Berti, Elisa Berti, Gaia Ferrara, Lara Vassena) y el veterinario, doctor Marzia Naldi, se pusieron en alerta y movilizaron a todo el equipo necesario. Si incorporó también al equipo de auxilio el veterinario de Porretta Terme, el doctor Alberto Tovoli, que reside cerca del lugar.

El lobo fue hallado en el río Limentra, Italia, en estado de shock y de desnutrición severa. Después de intentar salir del río varias veces, estaba casi a punto de morir al sufrir una congelacion severa en las extremidades posteriores

Tras un cuidadoso análisis de la situación y evaluar, junto con los veterinarios, los riesgos asociados con la condición del animal, Rudi Berti, director del Centro, sedó al lobo con un narcótico.

El animal comenzó a nadar por el río, justo donde la corriente era más fuerte. Los operadores del centro, sin perder nunca de vista al animal, comenzaron a adentrarse en las frías aguas dispuestos a tomar medidas para recuperar al lobo, con el efecto del sedante, poco a poco el animal fue perdiendo la conciencia.

Una vez asegurado el animal, los veterinarios y el personal del Centro sedieron cuenta rápidamente de que su estado era muy crítico, señaló, en efecto, que el animal se encontraba en parada cardiorrespiratoria. Sin más preámbulos la doctora Elisa Berti Tovoli comenzó las compresiones torácicas e incluso la respiración “boca a boca”, varios minutos después del inicio de la reanimación.

Ante la incredulidad y la emoción de todos, el lobo reanudó la actividad cardiaca normal y respiratoria. Puesto en una camilla y con una máscara de oxígeno fue trasladado a un Centro especializado.

Los primeros días fueron cruciales para la recuperación del animal, que estuvo en observación en cuidados intensivos, bajo vigilancia día y noche. Gracias a ese exhaustivo seguimiento pudieron detectarse algunos problemas. En concreto presentaba paraparesia en sus patas traseras y una dermatitis extensa y amplia, con grandes parches de calvicie, probablemente causado por una costra.

Los análisis de sangre iniciales mostraron una infección y una enfermedad hepática evidente. Posteriormente, el examen radiográfico mostró la presencia de alrededor de 35 perdigones de plomo 4 mm distribuidos por todo el cuerpo y no observó fractura alguna. Felizmente, los disparros no causaron daños de importancia al lobo.

El camino aún es largo, las diversas enfermedades lo han debilitado mucho, pero Navarre, gracias a su increíble voluntad de vivir y la atención que recibió en el hospital, ha empezado a caminar y poco a poco va mejorando, dando buenas señales de recuperación.

Sin perder el orgullo y confianza que caracterizan a la especie, Navarre demuestra día a día su fuerte temperamento y su deseo creciente de vivir.

 

Comentarios

3 comentarios en "La historia de Navarre, el lobo"

Notifícame de
avatar

Ordenar por:   el más nuevo | el más antiguo | el más votado
Xanax
Xanax
19/05/2012 21:28

Pobre animal, con 35 perdigones en el cuerpo, menudo hdp el que lo intento asesinar.

carcoma blanca
17/05/2012 19:04

yo le hubiera salvado la vida,en vez de darle un huevo,presentarle una perra en celo y se acabo el problema.

Franky
Franky
17/05/2012 15:57

Lamentablemente, cuando le iban a devolver la libertad, ha muerto.

wpDiscuz

Comentarios recientes