Una dirigente de los socialistas catalanes estuvo al frente de Caritas, la ONG progre que tanto ama el juez Calamita – Alerta Digital