Hay andaluces que sí merecen ser llamados vagos y maleantes – Alerta Digital