De 23 niños muertos por sus progenitores, 16 lo fueron por las madres y 7 por los padres – Alerta Digital