Memoria de Cristo y Franco… Pero, ¡ay, sus enemigos!: en el Armageddón os esperan – Alerta Digital