Interior infiltró decenas de agentes en el Orgullo Gay para prevenir ataques homófobos y los únicos «delitos de odio» que se produjeron fueron cometidos por militantes LGTBI – Alerta Digital