Los partidos políticos pescan sus candidatos del caladero común contaminado – Alerta Digital