Una estatua de 4.300 años de un faraón egipcio confirma la autenticidad de un pasaje de la Biblia – Alerta Digital