24/04/2017
REDACCION | 5180 lecturas

Soy musulmán, y los progresistas me dejan estupefacto

Anjem Choudary, un clérigo musulmán radical, fue sentenciado el año pasado por un tribunal británico a cinco años y medio de prisión por alentar a la gente a unirse al Estado Islámico. (Imagen: Dan H/Flickr).

Anjem Choudary, un clérigo musulmán radical, fue sentenciado el año pasado por un tribunal británico a cinco años y medio de prisión por alentar a la gente a unirse al Estado Islámico. (Imagen: Dan H/Flickr).

Majid Rafizadeh.- Si, como yo, usted hubiera crecido entre dos regímenes autoritarios –el de la República Islámica de Irán y el de Siria–, con líderes como Hafez al Asad, el ayatolá Alí Jamenei y Mahmud Ahmadineyad, su juventud se habría visto influida por las dos corrientes mayoritarias del islam: la chií y la suní. Yo estudié ambas, y en un determinado momento incluso fui un devoto musulmán. Mis padres, que siguen viviendo en Irán y en Siria, vienen de dos grupos musulmanes étnicamente distintos: el árabe y el persa.

También habría visto cómo la religión islámica se entrelaza con la política, y cómo el islam radical gobierna la sociedad mediante la sharia. Habría sido testigo de cómo el islam radical puede dominar y escudriñar las decisiones cotidianas de la gente: en la comida, la vestimenta, la vida social, el ocio; en todo.

Habría visto los tentáculos de su control cernirse sobre todos los aspectos de su vida. Habría visto cómo, empuñado por los fundamentalistas, el islam radical puede ser un poderoso instrumento para la violencia desenfrenada. Es el miedo a esta violencia, a la tortura y la muerte a manos de los musulmanes extremistas, lo que hace que todo el mundo desespere y obedezca.

Mi padre fue brutalmente torturado, lo cual condonan algunas de las leyes islámicas fundamentalistas de los regímenes de Irán y Siria. El castigo se extendió a mi madre, mi familia y otros parientes, que sufrieron tormentos a diario.

Más doloroso aún fue, al llegar a Occidente, ver la actitud hacia el islam de mucha gente que se define como progresista e izquierdista.

Estos progresistas se consideran abiertos de mente, pero tienen una forma preconcebida de pensar sobre el islam. Para ellos, por lo visto, no hay islam radical. El islam es sólo una fuerza para el bien, el islam no puede causar ningún mal.

¿Cómo es posible que no vean que los musulmanes extremistas se sirven de algunos de los aspectos de la religión islámica para legitimar sus actos? ¿Cómo es que no pueden ni siquiera reconocer la existencia del islam radical, una fuerza que amenaza con destruir el planeta, y no digamos mi familia?

En vez de eso, muchos progresistas me criticaban o trataban de cerrar los ojos, como si yo estuviese cometiendo algún error embarazoso. Parecen encantados de rodearse de eruditos musulmanes occidentales comprensivos hacia el islam radical y que –curiosamente– nunca han vivido en un país musulmán bajo la asfixiante garra de la sharia.

¿Por qué tantos progresistas que critican el cristianismo y las convicciones religiosas en general parecen abrir los brazos al islam con tanto afecto? ¿Por qué tantos progresistas que se dicen firmes defensores de la paz, la justicia social y las libertades son comprensivos con todo tipos de legislación islamista fundamentalista?

Si, como dicen ellos mismos, los progresistas defienden los derechos de la mujer y los LGBT, ¿por qué, con su silencio, sancionan que se ejecute y se someta a las mujeres en casi todo el inmenso mundo musulmán? Si están a favor de la libertad de expresión, ¿por qué miran para otro lado cuando regímenes islamistas como el de Irán, basándose en leyes radicales y teocráticas, ejecutan a gente por el mero hecho de expresar una opinión? ¿Y por qué no dejan que, en el propio Occidente, la gente exprese su opinión sin atacarla, mostrando al menos la deferencia de escuchar lo que tiene que decir?

Los progresistas sostienen que están a favor del pensamiento crítico, pero no les gusta que nadie desafíe su zona de confort. En realidad, parecen ser igual de autocráticos que la gente de la que hui, que tampoco quería que su mentalidad simplista y binaria se viese amenazada por la lógica o los hechos.

Cuando alguien proviene de un país musulmán y ha experimentado de manera directa el islam extremista, muchos progresistas se apresuran a eludir la información que pueda aportar. No quieren que su apologética concepción del islam radical sea cuestionada o contradicha. Aparentemente, no quieren abrir sus mentes, cerradas ante este asunto. Es evidente que reflexionar les hiere, como si el dar una respuesta supusiese que están dando la espalda a los crímenes contra la Humanidad que se estén cometiendo en estos momentos. ¿Cómo, entonces, es que tantos progresistas parecen resistirse a ver que los crímenes del islam radical son crímenes contra la Humanidad? ¿Que son, de hecho, los peores crímenes contra la Humanidad que se están perpetrando en este momento?

En segundo lugar: cayendo en una lógica defectuosa y sofista, estos progresistas parecen creer que, como critican el cristianismo, entonces caerán bien a los islamistas, que también lo odian. En esa misma línea, muchos progresistas odian al Gobierno republicano de EEUU, al igual que muchos grupos musulmanes radicales; ¿acaso muchos progresistas piensan que caerán bien a los musulmanes por compartir ese odio? Lamentablemente, como descubrirán pronto, el enemigo de mi enemigo no siempre es mi amigo.

Tercero, y de manera más fundamental: simpatizar con toda clase de prácticas islamistas y con el islam radical parece ajustarse a una narrativa general de diatribas contra Occidente y los blancos por “imperialismo, colonialismo y un cierto sentido de superioridad”. Desgraciadamente, ese punto de vista no tiene en cuenta que no ha habido mayores imperialistas que los ejércitos musulmanes: conquistaron Persia, el gran imperio bizantino cristiano (en la actual Turquía, el norte de África y Oriente Medio), prácticamente toda Europa Oriental, la mayor parte de España y Grecia.

Ya que en el islam no se permiten los ataques salvo para defender al profeta Mahoma o el islam, los musulmanes extremistas tienen que seguir encontrando o creando supuestos ataques para presentarse como víctimas.

Son numerosos los progresistas que, sin conocer el contexto, compran esa mercancía. Al ponerse del lado del otro, probablemente sienten una suerte de superioridad moral: están ayudando a una causa, defendiendo al otro y salvando a una víctima. Pero esta superioridad moral es superficial y está fuera de lugar. Se parece más bien a ese proverbial muchacho que asesina a sus padres y después pide clemencia al juez por ser huérfano.

Quizá sea esa la razón de que muchos progresistas se nieguen a escuchar críticas al islam radical. Si el islam radical deja de ser expuesto como si fuera una víctima, se quedan sin la cálida sensación de ser moralmente superiores por defender a unas víctimas. Irónicamente, es lo mismo que mueve a numerosos islamistas radicales: el sentirse moralmente superiores defendiendo el islam. Los progresistas entonces se muestran confusos, y no saben qué responder porque soy musulmán, he crecido allí, no soy un musulmán occidental que jamás ha vivido en una sociedad musulmana. Ni siquiera soy un conservador occidental, con quienes también chocan. Muchos progresistas son como quienes están felizmente casados con una fantasía y, a pesar de las evidencias abrumadoras en contra, siguen aferrados a ella y a su forma binaria de pensar. Es como intentar decirle a tu amigo que es posible que la bailarina erótica con la que se quiere casar no desee quedarse en casa a tener niños y cocinar. Está tan enganchado a su ilusión que hará lo que sea para preservarla.

Ni que decir tiene, al final los progresistas, como todo el mundo, intentan preservar sus intereses económicos y políticos. Esas inversiones materiales y sociales también se ven amenazadas cuando prestan atención a los musulmanes que han sufrido la opresión y la tortura bajo el islam radical. Esos progresistas parecen sospechar, con razón, que esa nueva información podría crearles algún tipo de conflicto de intereses, así que posiblemente decidan que lo mejor será no escuchar, directamente. En su lugar, y de nuevo para proteger su inversión, muchos progresistas e izquierdistas ignoran o critican a esos musulmanes.

Por último, habría que mandar un breve mensaje a los progresistas. Querido progresista: si de verdad defiendes valores como la paz, la justicia social, la libertad y tus derechos, has de saber que tu visión apologética del islam radical va totalmente contra ellos. Tu visión incluso perjudica los esfuerzos de numerosos musulmanes que quieren reformar pacíficamente el islam para, precisamente, promover esos valores. Además, lamentablemente, tu visión del islam radical contribuye a la violencia contra y la represión de millones de personas: mujeres, niños, esclavos y todas esas personas que dices que quieres proteger. Esas son las verdaderas víctimas. Son sometidos, deshumanizados, aterrorizados, torturados, violados y golpeados a diario por los practicantes del islam radical y por la sharia, el núcleo del fundamentalismo. Es hora de que abras la mente y los ojos y veas lo que te observa atentamente.

 

Comentarios

26 comentarios en "Soy musulmán, y los progresistas me dejan estupefacto"

Notifícame de
avatar

Ordenar por:   el más nuevo | el más antiguo | el más votado
JORGE
JORGE
24/04/2017 23:53
Los progresistas siempre diciendoles a los demàs què tienen o no que hacer, què pensar o no pensar y què seguir y no seguir, los progresistas siempre apoyando pensamientos politicos como el comunismo, pero siempre desde un paìs mas bien capitalista, en el caso europeo, siempre pidiendo mas multiculturalidad de gente de Africa o de Latinoamerica, pero casi nunca viven en barrios en los cuales les toquen de vecinos algunas de esas personas. siempre pidiendo que se respeten los pensamientos de ellos, pero pobre del que piense diferente a ellos, porque se lia parda, siempre pidiendo que se respete a… Leer más »
Urbano
Urbano
25/04/2017 0:20
Desde cuando las ratas tienen la capacidad de discernir lo interesante de lo que no lo es?. El tiempo y la voluntad de las personas se retuerce ante la adversidad, y por eso las ratas volverán a su lugar, que no es otro que las alcantarillas y los estercoleros. Nunca se debió consentir semejante esperpento, pero una vez consentido, hay vuelta atrás. Las personas, como tu y yo, se revolverán ante la inmundicia, y sin duda actuarán en consecuencia. No habrá entonces políticos, ni policía, ni ejército que pueda parar lo imparable……..UN FUTURO innegable e inasequible para vosotros los mentirosos,… Leer más »
Lola
Lola
25/04/2017 9:13
¿Con qué “soldados va Ud. a batallar” querido Urbano? Si la judería ya se ha encargado de destruir a la juventud con programas y cadenas de tv. degeneradas al servicio de los il.luminatis. Pinche Ud. en google “Un bufón llamado Lopez de Rojas” Le saldrá cómo actúan los agentes del mossad en España. La historia es esta: Usaron a un judio catalán – agente del mossad- llamado Gabriel López de Rojas, para inocular la semillita que luego devendría en GH. movimientos gay, etc. etc. Creó sectas con variantes “homosexuales”. tanto en España como en Irlanda (dos cunas del catolicismo) preguntese… Leer más »
Porrero
Porrero
25/04/2017 14:19

Lola ves a decirle al I.R.A a E.T.A i a Terra Lliure (que te lo has dejado) que fueron los judios quienes los crearon……desde mi casa oiria las carcajadas jajajajaj

Lola
Lola
25/04/2017 9:02
¿Se pregunta el porqué la izquierda “opina” así del Islam? Porque es un arma de la judería que precisa al islam como armade guerra. Desde el origen de la historia siempre fue asi. Usaron al Islam para destruir la Cruz, que es realmente lo único que les impide el NOM. La invasión musulmana en España se pudo perpetrar porque los judios españoles (lo de españoles simplemente es porque vivían en España dado que el judío no tiene patria) les abrían las fortalezas desde dento. La izquierda (revolución bolchevique) es obra judia. Por lo tanto, ambas “ideologias” socialismo e islam son… Leer más »
Boer
Boer
08/05/2017 16:47
Concuerdo en gran parte pero quiero hacer algunas matizaciones: no todos los judíos son de las mismas ideas, hay diversos grupos: sionistas, antisionistas (sí, existen), ateos (hay muchos judíos ateos), masones, ultraortodoxos, comunistas, anticristianos… Puedo estar de acuerdo en que algunos de esos grupos utilizan ciertas “armas” que comentas contra la civilización occidental. Pero también hay judíos que no están de acuerdo con la ocupación de Palestina y hay judíos religiosos que se oponen frontalmente al “gay pride”. Hubo protestas de ciertos grupos judíos contra el gay pride de Tel-Aviv 2010, como puede verse en este vídeo: https://www.youtube.com/watch?v=SG3OaeMv7iI En 2015… Leer más »
manke
manke
25/04/2017 0:43

Feministas y musulmanes son la misma lacra, y tienen el mismo objetivo común: atacar al hombre blanco occidental donde más le duele, la familia

Boer
Boer
08/05/2017 16:56

La francmasonería lleva desde el siglo XVIII intentando destruir la Civilización Cristiana. Parece que se están saliendo con la suya y que el mal está ganando en todos los frentes, pero pronto llegarán los reveses. El hombre propone y Dios dispone, que no lo olviden los enemigos de Occidente. Dentro de muy poco van a precipitarse acontecimientos que nadie esperaba.

Leed a Nicolaas “Siener” van Rensburg. Alertadigital le dedicó un artículo que podéis encontrar con el buscador.

Albergo
Albergo
25/04/2017 11:20

De acuerdo con todo el artículo, excepto que no existe el islam radical, TODO ISLAM ES IGUAL, habrá mejores musulmanes (más “radicales”) y peores musulmanes (algunos ni siquiera lo serán, pero tienen miedo, les matan si apostatan), pero el islam siempre es el mismo, y no admite interpreatciones distintas a las literales, también las castiga con la muerte, para variar.

Loreley
Loreley
25/04/2017 20:26

De acuerdo, totalmente. Con usted, no con el artículo, que lo único que pretende es justificar el islam.

Diferenciar el islam radical del islam moderado es un error de base.

El islam es peligroso en toda su profundidad. Un moro no deja de ser moro, por muy occidentalizado que esté. Nunca nos fiemos de un moro. Nunca.

quercus
quercus
25/04/2017 16:59

exacto

Lola
Lola
25/04/2017 13:02

Ud. sabe de que habla.

Jose Manuel Rodriguez Alvarez
Jose Manuel Rodriguez Alvarez
25/04/2017 9:41

Los Progresistas, respecto a , aceptar pulpo como animal de compañia , en todo lo que respecta a hacer la vista gorda, de las burradas de los islamistas radicales .
Muchos lo hacen por que ,los que ejercen el control se lo exigen y otros por que
creen que todo lo que vaya contra los Cristianos les beneficia . Al final os va a tocar
la pedrea a vosotros . No tienen mas que ver , la alegria con que cometeis adulterio
motivo suficiente para machacaros .Estais a tiempo de oponeros a esos crimenes
contra la humanidad , despues sera tarde.

Requiario
Requiario
25/04/2017 11:45
Por qué por qué por qué… Por qué los progresistas apoyan el comunismo, el islam, las religiones americanas precolombinas, por qué si todas estas cosas van totalmente contra lo que dicen defender: “paz, igualdad, libertad, fraternidad, progreso, etc”…. YPues porque realmente NO DEFIENDEN NADA DE ESO, sólo de palabra. Les encantan los regímenes opresores y los más opresores más les encantan; pero no porque sean masoquistas y quieran traerlos para ser oprimidos; se imaginan ocupando los puestos de dirección del régimen y poniendo su pie sobre el cuello de cada uno de nosotros… Son unos desgraciados, y los que los… Leer más »
Patriota Español
Patriota Español
25/04/2017 14:50

Los progres les gusta el islam porque es una arma contra la sociedad occidental que tanto odian, aun cuando el islam es totalmente puesto a su ideologia. Pero esa alianza no va a durar para siempre, se les va a volver en contra. Porque evidentemente los musulmanes aborrecen completamente la ideologia progresista.

franwalas
franwalas
25/04/2017 17:34
Dicho lo anterior le hago una pregunta Sr. Majid.¿Para cuando una manifestación en toda Europa de esos musulmanes contra el islamismo radical y el terrorismo teniendo en cuenta que aquí no tendrían ningún tipo de represión? Puedo entender que no se manifiesten en países islámicos por miedo, pero aquí. ¿Por qué no? Máxime cuando ya hay millones de musulmanes nacidos en Europa. Creo que eso si le pondría en un brete a los izquierdistas y demostraría que si existe ese islam de la paz. En tanto, ese silencio de la sociedad musulmana en Europa solo les hace ver como “consentidores… Leer más »
Lluís noticiesiprofecies
Lluís noticiesiprofecies
26/04/2017 0:15

Efectivamente, cero musulmanes “verdaderos” en la manifestación: https://youtu.be/psXjJKcVqOg

whisky_doble
whisky_doble
25/04/2017 15:34

Los progres aman el islam porque en la tele les dicen que son los buenos y nosotros los fachas malos

mitxel
mitxel
25/04/2017 8:00

A todo cerdo, le llega su San Martin.

Ciceros
Ciceros
25/04/2017 15:43

Cualquier excusa es buena para imponer su pensamiento totalitario y convencidos de su mundo y su estado, abrazan cualquier espacio cualquier rincón donde huela a libertad para colonizarlo al precio que sea, aplican lo que ellos no cumplen, el cristianismo lo quieren colonizar al precio que sea, sustituir a Dios aunque tengan que aliarse con el propio demonio, les ciega tanto el estado y el dinero del contribuyente que parecen todos socialistas.

franwalas
franwalas
25/04/2017 17:14

Muy interesante e ilustrativo su artículo Sr. Majid.
No se puede explicar mejor la aberración de mentalidad que hacen gala los progres.

Rafael
Rafael
25/04/2017 17:46
El otro día sufrí yo el embite de una de esas ratas de cloaca que se hacen pasar por progre y bienhechor del mundo. Un traficante, siempre drogado y siempre diciendo las sandeces al uso de cualquier atontado tatuado, antiespañol y anticristiano. Cuando me presente en su puerta a las siete de la mañana con los puños bien apretados para en ese entonces darnos las opiniones sinceras personales el uno al otro ¡amigo! entonces achanto como un cobarde, vio su piñata peligrar el muy hijoputa a pesar de tener veinte años menos que yo que tengo medio siglo vida. No… Leer más »
xerra1992
xerra1992
25/04/2017 16:54

Es una lastimita que el carcamal Soros o la familia Rotschild no vivan en un barrio pobre con la inmigración. No es lo mismo fotografiarse con un tipo de turbante que con un mojamé supuestamente “totalmente integrado”.

TEJERO HOMBRE DE HONOR
TEJERO HOMBRE DE HONOR
25/04/2017 21:44

En Francia van a disfrutar de mucho MARICRONISMO en los próximos 5 años, que disfruten lo atropellado y lo inmolado

quercus
quercus
25/04/2017 23:24

menuda pinta la del makako barbudo vestido de blanco y con el pañito ceñido en la cabeza
¿pero a donde van a ir estos personajes?
si es que da asco solo verles
que se vuelvan a la cueva de ali baba, ¡makakos!

Venusiano
Venusiano
26/04/2017 12:42
wpDiscuz

Comentarios recientes