Un perrito iba a convertirse en parte del menú de un restaurante chino, pero su cara le salvó la vida – Alerta Digital