Un restaurante cobra de más a un cliente por hacer una «pregunta estúpida» – Alerta Digital