La ONU y Reino Unido tratan a los cristianos perseguidos como ‘enemigos’ – Alerta Digital