Texas, el primer estado de Estados Unidos que se niega a acoger refugiados – Alerta Digital