Venden un plátano pegado a una pared por 120.000 dólares y otro artista se lo come para reivindicar que eso también es arte – Alerta Digital