¡Qué atrevida es la ignorancia, Abascal! – Alerta Digital