El beneficio de las empresas se estanca y confirma la desaceleración – Alerta Digital