Un hombre se convierte en justiciero por un día y se lía a collejas con los carteristas de Barcelona – Alerta Digital