(Vídeo indescriptible) Las raíces del feminismo y del #MeToo se hunden en el cretinismo patológico – Alerta Digital